Los 9 errores más comunes que las mujeres cometen al usar Jeans


Hay cosas que no deben faltar en el guardarropa de toda chica, como unos buenos jeans de mezclilla, ya que te sacan de apuros. Puedes combinarlos con saco y zapatillas para obtener un atuendo más formal, o usarlos con zapatos deportivos y una playera cualquiera para el diario… ¡Son geniales!

Pero una prenda tan necesaria puede convertirse en una gran aliada de la moda o en tu peor pesadilla, si no sabes elegir con cuidado. Si lo que buscas es lucir como una verdadera estrella, será mejor que no cometas estos HORRORES al escogerla. 


Fíjate muy bien, porque seguramente te ha pasado esto más de una vez ¡y tú ni en cuenta! 



1. Usarlos una talla más pequeña



Quizá te hayas esforzado mucho en tu dieta, pero debes aprender a reconocer si una prenda no está hecha a tu medida. Usar los jeans una talla más pequeña no te hará ver más delgada, simplemente va a resaltar esos rollitos o llantitas que no te favorecerán en lo absoluto. 

2. Demasiado rasgados


De la moda lo que te acomoda, amiga. Los jeans rotos lucen geniales si vienen así de fábrica, ya que tienen las rasgaduras en sitios estratégicos. No es lo mismo comprarlos así en la tienda que usar tus pantalones más viejos y completamente destruidos. Parecerás pordiosera y no una chica a la moda… 

3. Parches por todos lados



No me refiero a esos hermosos parches bordados muy al estilo de los años 90, sino a los que tratan de cubrir esos horribles agujeros en las rodillas o en la entrepierna, que son los sitios que más se desgastan con el tiempo. Si has parchado el mismo sitio más de una vez… mejor compra unos nuevos. 

4. No tomar en cuenta tu figura


Un error que TODAS hemos cometido. Quizá adoras los pantalones a la cintura pero tu torso es muy corto… así que para nada te van a favorecer. Tampoco trates de usar jeans súper ajustados y rasgados si tus piernas son muy gruesas, porque vas a parecer jamón navideño… ¡Lo que es! Recuerda que el objetivo de usarlos es que favorezcan tu figura, no que te hagan lucir mal.

5. Que se te marque TODO




No uses jeans demasiado ajustados o de tiro corto, porque al subirlos vas a tener problemas con que se marque toda tu zona íntima… casi como si no trajeras nada. ¡Qué vergüenza! Créeme, te evitarás muchos bochornos si usas los jeans adecuados. 


6. Apretados de la cadera



Si tienes caderas anchas lo mejor es usar pantalones a la cintura, o un poco más altos que tu cadera, pues los jeans ajustados en esa parte no son muy favorecedores. A menos que quieras parecer un cono de helado con las llantitas que se desbordan por todos lados… ¡No lo creo!

7. Usar jeans “brinca charcos”



Si eres súper alta y delgada seguro tienes muchos problemas para encontrar la talla adecuada. Pero es mejor buscar unos que te queden perfectos de largo y ajustarlos de lo ancho con una costurera, pues así sólo parece que has crecido de más y tus jeans no te alcanzaron. No luce igual un dobladillo casual que unos pantalones demasiado cortos. 

8. Demasiado cortos



Los pantalones a la cadera son un arma de doble filo; si son demasiado cortos debes tener mucho cuidado con no “enseñar de más” al sentarte, pues no es de muy buen gusto que cada que te levantes muestres tu ropa interior a medio mundo. ¡Upss! Te advierto que aunque puedes atraer todas las miradas con este error, sólo patanes caerán a tus pies… Será mejor que no te pase. 

9. Seguirlos usando si YA NO TE QUEDAN



Seguro has visto en internet un truco para “ajustar tus pantalones con una liga”. ¡Por favor, no lo hagas, amiga! Es de muy mal gusto y por más que intentes ocultarlo se notará con cualquier prenda… Míralo tú misma… ¿Así te quieres ver? 

La mejor opción siempre será usar tu talla ideal.

Recomendados
Recomendados