Le compró a su hija el juguete de moda. Días después fue llevada de urgencia al hospital


El “spinner” es uno de los juguetes antiestrés más populares de la actualidad. Niños de diversas edades y hasta jóvenes pueden tenerlo entre sus dedos por largos periodos, y aunque pudiera parecer inofensivo, historias como la que estamos por compartirte demuestran lo contrario.

Kelly Rose Joniec es una mujer originaria de Texas que, como toda madre, de repente cedía ante los caprichos de sus hijas. Esta ocasión no fue diferente; una de ellas le pidió un “spinner” pues todos sus compañeros del salón tenían uno. Por fortuna, a diferencia de otros juguetes éste era fácil de conseguir y de buen precio.





Mientras compraba unas cosas en una tienda, justo antes de pagar vio uno de color rosa cerca de la caja registradora. Pensó que era buena idea comprarlo y dárselo a su hija esa tarde, cuando fuera por ella a la escuela.

Se estacionó en el lugar de costumbre y esperó unos minutos. Rápidamente su hija subió al carro y Kelly le dijo que tomara la bolsa que dejó sobre el asiento trasero, ahí estaba el “spinner”. 


La niña jugaba con él mientras su madre se esforzaba por llegar a casa; siempre se hacía un desastre en el estacionamiento para salir, y las horas se le hacían eternas pensando en todos los pendientes que tenía que realizar antes de que acabara el día.

Por fin salió, y casi al llegar a casa se dio cuenta de que la niña iba muy callada. Le preguntó si se había quedado dormida pero no tuvo respuesta. Al voltear notó que su hija tenía la cara muy roja y que al parecer no podía respirar. Se orilló y trató de hacer que la pequeña expulsara lo que había tragado: uno de los baleros del juguete se desprendió y se produjo el accidente.



De inmediato Kelly pidió ayuda. Ambas fueron trasladadas a un hospital, donde los médicos  descubrieron que el balero había llegado al esófago de la menor. Para sacarla tuvieron que hacerle una pequeña cirugía pero todo salió bien.

Una vez que recuperó la calma Kelly compartió su experiencia en redes sociales, para que otros padres tengan más cuidado con el famoso “spinner” y juguetes parecidos. Su consejo se ha compartido miles de veces.

Recomendados
Recomendados