10 niños pobres que se volvieron millonarios. Mira el secreto que todos usaron


Seguramente nunca habías pensado en esto, pero ¿sabías que el 65% de los multimillonarios que controlan las empresas más poderosas del mundo fueron muy pobres en sus primeros años de vida?

Aunque no lo creas, las personas que te vamos a presentar a continuación no crearon sus poderosas empresas gracias al dinero de papá, tampoco recibieron grandes herencias y mucho menos recibieron un buen préstamo por parte de algún banco. Estos grandes genios fueron muy pobres y supieron salir adelante con lo poco que tenían: 


1.- J. K. Rowling



Creció en una familia humilde y después de que su madre murió, se mudó a Portugal para trabajar como maestra de inglés y escribir, que era su mayor pasión. 


En ese país conoció a un hombre con el que se casó y tuvo una hija. Lamentablemente su esposo la maltrataba y decidió dejarlo, entonces se mudó con su hermana. Sentía que había fracasado y lo que más le pesaba era no poder darle una vida digna a su hija, hasta pensó en quitarse la vida. 

Se consoló escribiendo el primer libro de Harry Potter y luego de varios intentos, pudo venderlo una casa editorial, el resto es historia. Hoy es una de las mujeres más ricas e influyentes en todo el planeta. 

2.- Cristiano Ronaldo 


La estrella de Real Madrid es uno de los mejores ejemplos de cómo superar la pobreza extrema. Su papá fue jardinero y su madre cocinera de un pequeño restaurante. 


Desde joven supo que el fútbol le ayudaría a sacar a su familia adelante, así que firmó con el Sporting de Lisboa y a los pocos meses fue contratado por el Manchester United, donde se convirtió en el mejor futbolista del mundo. 

El 11 de junio del año 2009 el equipo inglés aceptó la oferta de 80 millones de euros por parte del Real Madrid para contratar al delantero portugués.  El resto es historia, Cristiano Ronaldo no sólo es uno de los mejores jugadores del mundo, es el que registra los mejores ingresos en ese deporte.

3.- Jeff Bezos 


Cuando era un niño trabajó en el rancho de su abuelo colocando tubos para el drenaje y dándole comida al ganado. Un poco más grande también trabajó como cocinero en McDonald´s. 


Todo cambió en un verano en el que organizó un campamento para niños, en donde aprenderían sobre ciencia. Cobró 600 dólares por todo el curso. 

Después de la universidad trabajó en Wall Street con computadoras, luego en un banco, hasta que decidió formar su propia empresa. Creó Amazon en la cochera de su casa y nunca imaginó el éxito que disfrutaría meses después. Hoy su fortuna sobrepasa los 60 billones de dólares. 

4.- Oprah Winfrey 


Al verla resulta casi imposible poder creer que Oprah tuvo su primer par de zapatos hasta los 6 años de edad. Su mamá era soltera cuando la tuvo y apenas tenía dinero para comprar alimentos. Esta valiente mujer vivió en tal grado de pobreza que su abuela llegó a fabricarle ropa hecha de sacos de papas. 


Pero eso no fue lo peor, Oprah fue abusada sexualmente y quedó embarazada con solo 14 años, pero su bebé fue prematuro y murió al nacer. Tiempo después se metió a trabajar a una estación de radio, con el único propósito de aprender todo sobre el oficio.

Gracias a su talento y determinación pudo escalar posiciones y a los 32 años obtuvo su primer programa de televisión como titular. Desde ese momento su carrera se disparó hasta las nubes. 

5.- Ralph Lauren


Este gran diseñador de modas posee una fortuna cercana a los 8 billones de dólares, pero casi todo el mundo desconoce que nació en una familia muy pobre en el Bronx, Nueva York. 

Ingresó a la Universidad, pero poco tiempo después la abandonó para unirse al ejército. Tiempo después trabajó como vendedor en una tienda de ropa para hombres y su primer acierto fue el cuestionar el estilo de las corbatas que se estaba vendiendo en ese entonces. 


A la edad de 28 años se aventuró a diseñar y vender sus propios modelos. En sólo 12 meses logró obtener medio millón de dólares en ganancias. Al año siguiente fundó la marca POLO. 

6.- Howard Schultz 


Siendo un niño fue enviado a una casa para niños pobres, pero gracias a su enorme talento para jugar fútbol americano obtuvo una beca para entrar a la Universidad de Michigan, fue así como obtuvo trabajo en la empresa Xerox. 


Al poco tiempo comenzó a trabajar en una cafetería Starbucks, en aquel entonces no tenía más de 60 sucursales, pero a los 34 años llegó a ser el presidente de la compañía. Hoy Starbucks tiene más de 16 mil sucursales y en varias partes del mundo.

7.- Michael Jordan


Michael nació en el año 1965 en el seno de una familia extremadamente pobre. Sus padres James y Deloris Jordan, vivieron en carne propia el racismo y la desigualdad de los Estados Unidos de esa época. Creció en Brooklyn Nueva York, pero debido a las terribles condiciones en las que vivían, la familia se mudó a Wilmington, Carolina del Norte. 


Gracias a que su padre trabajó durante años más de 14 horas diarias, Michael tuvo la oportunidad de estudiar, destacando primordialmente en los deportes. 

Gracias a su increíble desarrollo físico y su tremenda disciplina para los deportes, Michael obtuvo la oportunidad que le cambió la vida: ganó una beca para estudiar en la Universidad de Carolina del Norte donde se especializó en historia y geografía, pero no pudo concluir sus estudios, pues rápidamente se convirtió en el jugador universitario más valioso, y en tan sólo pocos años, dejó la universidad para entrar a la NBA, seleccionado por los Chicago Bulls en 1984. Dos años más tarde Jordan regresó a la escuela para graduarse en geografía. 

Al poco tiempo Jordan se convirtió en uno de los mejores jugadores de toda la NBA, y posteriormente en uno de los basquetbolistas más talentosos e influyentes de la historia. 

8.- Leonardo DiCaprio


Hoy en día, Leonardo es uno de los artistas mejor pagados del planeta; sin embargo, su pasado fue sumamente difícil y doloroso.


Su madre se la vio muy duras para salir adelante, pues después del abandono de su esposo, tuvo que dejar su hogar para vivir en un barrio muy pobre. Leonardo creció rodeado de drogas, prostitutas y violencia.

Su madre lo metió al mundo del modelaje infantil desde que tenía 5 años, pues su falta de dinero le hizo buscar otras alternativas para mantener a su familia. Gracias a que fue becado por una escuela de renombre en Estados Unidos, Leonardo tuvo la oportunidad de estudiar actuación, rodeándose de los hijos de las familias más acomodadas de la ciudad.

Con el paso del tiempo se convirtió en un actor consagrado, pero nunca olvidó lo que le tocó vivir de joven. Confiesa que gracias a su infancia y todo lo que vio en aquella época es que él se ha mantenido alejado de todos los peligros de la fama, y por eso nunca consumió drogas, pues desde pequeño observó las consecuencias de hacerlo. 

9.- Eminem


Considerado uno de los mejores raperos del planeta, Eminem tuvo una infancia que no se la desearías ni a tu peor enemigo.

Su madre fue drogadicta y siempre se rodeó de hombres malos que la golpeaban a ella y a sus hijos. Eminem tuvo que madurar muy rápido para defender a su madre y hermana, quienes estaban indefensas ante los novios alcohólicos de su madre.


El hip hop fue su única escapatoria, pero también tuvo el camino difícil, pues tuvieron que pasar muchos años para que el rapero blanco pudiera triunfar en la industria.

10.- Jim Carrey 


Si de alguien podemos aprender es de Jim Carrey. Él tuvo un padre alcohólico que lo golpeaba hasta el cansancio. A la edad de 17 años llegó a Los Ángeles con sólo 5 dólares en la bolsa, por lo que tuvo que trabajar de todo lo que pudo para sobrevivir. 


A pesar de los sacrificios, Jim logró cumplir su sueño: convertirse en un exitoso comediante. Su historia es verdaderamente inspiradora, pues demuestra que no importan las circunstancias, si se tiene voluntad, cualquiera puede hacer sus sueños realidad. 

Todas estas grandes personalidades coinciden en que no hay una receta mágica para lograr el éxito, en verdad la única forma de lograrlo es a través del trabajo duro y constante.

Recomendados
Recomendados