Su hija murió repentinamente, cuando se enteró por qué fue y mató a su esposa


En Eslovenia un padre tuvo que despedirse de su hermosa hija para siempre, la pequeña bebé fue hospitalizada debido a graves lesiones que fueron provocadas por la madre de la niña y su actual pareja.



En la imagen que le dio la vuelta al mundo, Senad Kardasevic besó a su pequeña de solo dos años para decirle adiós en la cama de un hospital. La pequeña de nombre Arina, perdió la vida dos días después de haber ingresado al hospital.





El padre se encontraba en camino a visitar a su hija cuando recibió la llamada desde el hospital, un doctor le informó que su hija se encontraba hospitalizada y muy grave en el área de cuidados intensivos. 

Fue la madre quien llamó una ambulancia para que atendieran a su hija, y su versión de los hechos fue que la niña se había lastimado con el radiador de un automóvil, lo que dejó a la menor con serias lesiones en el cráneo. 

Sin embargo, los doctores encontraron en la niña indicios de haber sido torturada y golpeada severamente, y todo parecía indicar que los responsables eran su madre Sanda Alibabic y su novio, Mirzan Jakupi, por lo que el hospital interpuso una denuncia en su contra. 

Tras la muerte de su hija, el enojo de Kardacevic con su ex esposa fue tan grande que salió en su búsqueda con la intención de asesinarla, así que llegó a la casa donde la mujer vivía y le apuntó con una pistola, por fortuna la policía llegó a tiempo para evitar la desgracia. 


Los 3 fueron detenidos y llevados a la cárcel, afortunadamente Kardacevic pudo salir libre, luego de pagar una fianza, mientras que los responsables de la muerte de la bebé pasarán muchos años tras las rejas.



Recomendados
Recomendados