Los 8 castigos más crueles para las mujeres infieles alrededor del mundo


Si alguna vez has vivido una traición amorosa, sabrás lo difícil y dolorosa que es superar una infidelidad, pero ¿Será justificación suficiente para vengarse de la peor manera, acabando con la vida del traidor? Nosotros no lo creemos, pero nuestros antepasados tenían mentalidades muy distintas, y muy violentas. 

Estos son los castigos que practicaban en la antigüedad para las mujeres que habían cometido una infidelidad. Agradecerás estar viviendo esta época:

8.- Islam - Rajim




En varios países islámicos, la infidelidad de la mujer es un acto deshonroso que se castiga con la muerte. De una manera barbárica, una multitud de hombres se reúne para apedrear a la mujer infiel, hasta quitarle la vida. La víctima se encuentra enterrada en el piso, algunas veces hasta el abdomen, otras hasta el rostro.

Cuando la mujer pertenece a una clase alta, le tapan el cuerpo y cara con una sábana blanca. De no serlo, será expuesta mientras es apedreada.


Extrañamente, y de manera casi inentendible, cuando un hombre comete infidelidad, no hay nadie que pueda juzgarlo, pues es aceptado por la sociedad. Sin duda, esa religión promueve el machismo extremo y la violencia de género.

7.- La India


Aún en la actualidad, en algunos lugares de la India, sobre todo en los pueblos que se rigen bajo sus propias leyes y costumbres, tienen un castigo horrible para las mujeres que cometen una infidelidad.

Cuando la mujer la comete antes de cumplir el primer año de casada, es abusada de manera física y sexual, amarrándole pies y manos, siendo violada por más de 10 hombres. En realidad, cualquier hombre adulto de la comunidad puede abusar de ella si así lo desea, y si el esposo de la mujer se niega, es asesinado, pues la infidelidad para ellos no es deshonrosa para la pareja, sino para los mismos dioses, por eso se castiga con tanta intensidad. Este castigo es practicado tanto en pueblos como en ciudades. Las Naciones Unidas han intentado pararlo, pero los mismos pobladores indús se niegan a aceptarlo. Ellos quieren sangre…

6.- Turquía


Afortunadamente, este castigo no se practica más en ese país, pero durante más de 100 años fue algo muy habitual.

Las mujeres infieles eran consideradas lo peor de la escala social, por lo que perdían todos sus derechos automáticamente, esto permitía que la familia del esposo,
incluyendo hijos, eligieran el castigo con la única condición de que le costara la vida a la mujer infiel. Por lo

general se elegía el apuñalamiento como método de asesinato, pero también se puede elegir el aislamiento absoluto, metiendo a la víctima en una caja, hasta que la
mujer muere de hambre o sed. Este último es el más cruel, pues sus hijos y familia pueden visitarla, sin poderla liberar o alimentar.

5.- Mongolia


En la época antigua, estamos hablando de antes de los 1900, las mujeres infieles eran castigadas de una de las peores formas que te puedas imaginar. Su pareja, acompañado de los hombres que él quisiera, amarraban a la mujer de todas sus extremidades, partiéndola en dos de manera literal, simbolizando la ruptura de su corazón. Los cortes se realizaban con un cuchillo muy filoso similar a un machete y empezaban por las partes nobles de la víctima. Era algo de verdad horrible.

4.- Corea


Las antiguas sociedades coreanas, castigan la infidelidad de una forma terrible. Hacían que la mujer infiel se bañara en vinagre de arroz, por muchas horas. Una vez hinchada la piel y los órganos que absorbieron mucho vinagre, varios hombres la golpeaban provocando hemorragias intensas que concluían en la muerte.

3.- Tailandia


Posiblemente, este es uno de los castigos más crueles y sádicos de la lista. Es tan horroroso que parece salido de una película de terror; sin embargo, lamentablemente es real.

En la Tailandia antigua, cuando una mujer cometía una infidelidad, todos los pobladores, quienes se consideraban una gran familia, tomaban a la mujer y la encerraban en una jaula con forma de elefante, para que un elefante real intentara tener sexo con el elefante, y la mujer dentro sufriera de ese abuso. La víctima moría en poco tiempo debido a la penetración del miembro gigante del elefante.

2.- África


La región Laung, en África, cuenta con un castigo verdaderamente perturbador para las mujeres infieles. Los pobladores llevan a la víctima al monte más alto de la zona, para lanzarla al vacío, cayendo más de 300 metros entre afiladas piedras. Aún pueden verse desde la cima decenas de cadáveres de mujeres que han sido castigadas.

1.- Nueva Guinea


Las tribus antiguas de la región de Papua, asimilaban la infidelidad como uno de los ¨pecados¨ o delitos más graves, por lo que el esposo que fue engañado podía decapitar a su mujer y al hombre con quién fue infiel, sin ser castigado por sus delitos. Las autoridades de las tribus lo aprobaban, pues lo consideraban una venganza justa por ese terrible delito carnal…
Recomendados
Recomendados