Los 7 peores castigos de los profesores alrededor del mundo. Malditos enfermos


Sin duda alguna, los maestros son una parte importantísima de nuestra sociedad, pues son los encargados de transmitir los conocimientos básicos que forjan el futuro de los niños, pero ¿Qué tan eficientes son los maestros, tomando en cuenta que los chicos de ahora están acostumbrados a estímulos más llamativos? 

Gracias a la tecnología, las juventudes modernas han modificado radicalmente su manera de aprender. Acostumbrados a recibir información rápidamente, los maestros parecen obsoletos al intentar enseñar a un joven despierto estimulado por los videojuegos, los videos y las redes sociales. 





Es por eso que muchos critican al sistema educativo, pues se está quedando muy atrás, y en lugar de adaptarse, muchos maestros se han propuesto castigar severamente a los alumnos que no se dejen ¨domesticar¨. Es urgente que estos castigos acaben, a continuación te mostraremos los más comunes: 


7.- El aislamiento


Este es el castigo más popular del planeta, y se practica desde tiempos inmemoriales. Si fuiste de esos chicos traviesos, seguro te tocó pasar por esto. 

Muchos maestros suelen aislar a los alumnos que no ponen atención, se ponen mal o que tienen un problema para aprender. 


Algunos maestros aíslan a los niños mandándolos a la esquina con la frente pegada a la pared. En Japón hacen lo mismo, pero ponen de rodillas a los niños. 

En Estados Unidos las escuelas tienen un salón especial llamado ¨detención¨ que sólo se utiliza para mandar ahí a los chicos mal portados que han sido aislados. 

6.- La humillación


Desgraciadamente, en el mundo aún existen cientos de miles de maestros, que piensan que la humillación es un castigo muy efectivo para convertir la rebeldía de los alumnos, pero está demostrado que ese pensamiento es una gran mentira. Muy por el contrario de lo que algunos maestros piensan, la humillación genera rencor, incomprensión y aislamiento. Una sola humillación puede traumar a un niño toda la vida. 


En Japón, las humillaciones forman parte de la educación diaria, por ejemplo: cuando un alumno fracasa en algún trabajo, es castigado a oler las axilas de sus compañeros frente a toda la clase. 

En algunos lugares de México, cuando el alumno fracasa, sus calificaciones son exhibidas para que todos puedan ver su bajo rendimiento. Otro castigo muy común son las antiguas orejas de burro. Sin duda, una de las prácticas más humillantes que existen. 

5.- Castigos físicos 


Aunque no lo creas, aún existen escuelas que les permiten a los maestros realizar castigos físicos en los alumnos. 

Desde golpear las manos con la regla, hasta dar jalones de oreja, en otros países se utilizan castigos más severos, por ejemplo: el apretón de cráneo, el cual consiste en tomar con ambas manos el cráneo del joven, presionando la cabeza provocando un dolor bastante incómodo. 


En la India, existe un castigo que te parecerá de lo más inhumano. Al final de la semana de clases, los maestros eligen a los alumnos que peor se portaron, para que reciban su lección. Todos los chicos son acostados en el piso, con las manos extendidas formando un camino sobre el cuál pasará el maestro arriba de una bicicleta ¿Puedes creerlo? Esta práctica sigue siendo muy realizada, sobre todo en las periferias  rurales de este hermoso país.

Cada país tiene sus propios y tradicionales castigos. Por ejemplo: en algunos colegios de Japón, las chicas que son sorprendidas en algún contacto con un hombre, son obligadas a pararse frente a toda la escuela, con los calzones abajo de media rodilla. Todo esto con la intención de humillar. 


Otro castigo físico muy común en algunas escuelas mexicanas son los golpes con la regla. Seguramente alguno de tus padres recuerda haber sufrido de éste, pues era muy común hace algunos años atrás. 


Afortunadamente, algunos activistas han peleado por evitar que en las escuelas se utilice la violencia como método de formación académica, pues solo genera rencor e inseguridad. 

Actualmente, si sufres de algún maltrato físico por parte de sus maestros, no olvides contarlo a quien más confianza le tengas, de preferencia que sea un adulto para que él o ella pueda acompañarte a poner una denuncia ante la Secretaría de Educación de tu Estado. 

4.- La suspensión


Está demostrado que este es el método menos eficiente para corregir el mal comportamiento de una persona, y desgraciadamente es uno de los castigos académicos más utilizados, sobre todo cuando se trata de conducta física. 


La suspensión sólo provoca un profundo desinterés en los alumnos, y por si fuera poco, los saca de ritmo, aumentando las probabilidades de que saquen calificaciones reprobatorias, pues sus faltas los hacen perderse muchos temas importantes. 

3.- Tarea extra


Muchos maestros evitan todos los castigos que ya te mencionamos, y en lugar de eso, deciden castigar aumentando la cantidad de tarea que ese joven debe entregar. 


Desgraciadamente, es imposible que este tipo de castigos sea eficaz para mejorar el comportamiento, pues sólo provoca una tremenda aburrición, y odio por el estudio. Lo que importa es aprender a despertar la curiosidad del niño o adolescente, no dejar que su tedio por la tarea arruine sus ganas de estudiar en el futuro. 

2.- Hablar con los padres


Sin duda, este punto es súper importante, pues es necesario que exista una buena comunicación entre padres y maestros. Desgraciadamente, la mayoría de los profesores sólo se comunican con los papás del menor cuando hay un problema. Esto está muy mal, pues no sólo frustra al estudiante, sino que rompe la comunicación con sus propios padres, al ver cómo estos se ponen del lugar el maestro que está pasándole las quejas de la semana. 


Un maestro tiene la responsabilidad de siempre mostrarse afectuoso, buscando crear un vínculo entre padres, alumno y maestro, procurando crear una buena comunicación basada en la confianza y el respeto. Esto provocará que tanto el alumno como sus padres se sientan parte de un equipo, esto resultará en mucha autoestima y ganas de superarse del estudiante ¿A caso no es lo que todos buscamos? 

1.- La expulsión


Sin duda, la expulsión es la peor de todas as medidas de corrección de comportamiento que se usan en las escuelas ¿A caso no es estúpido querer hacer que un joven aprenda a estudiar o a comportarse, sacándolo de la escuela? Este es uno de esos castigos que nunca podremos entender, pues es simplemente contradictorio. Este punto refleja la profunda crisis educativa que estamos viviendo. Después de todo, ¨La Mars¨ no estaba tan equivocada, este sí es un sistema retrógrada, y hasta que las nuevas generaciones de maestros no entiendan que es momento de cambiar los viejos métodos correctivos, los alumnos seguirán sin amar la escuela y sin aprovechar al máximo todas las cosas hermosas y los importantes valores que la educación académica tiene para ofrecernos. 

Solo a través de un trabajo conjunto conseguiremos construir una educación mejor para las futuras generaciones. Utilicemos la tecnología para hacer este sueño realidad.



Recomendados
Recomendados