Así lucen hoy los hijos de los peores asesinos de la historia. Nunca llevaron una vida normal


¿Cuántas veces hemos escuchado la frase “uno no escoge a su familia”?  Lamentablemente esta es de las pocas cosas sobre las que no tenemos control y que jamás podremos cambiar. En la pubertad o en la adolescencia tendemos a criticar a nuestros padres, y en muchos casos algunos se avergüenzan de ellos. 

Al hacernos mayores entendemos la complejidad de las circunstancias que tuvieron que pasar… Pero ¿te imaginas crecer y saber que tu padre es uno de los hombres más perversos del mundo?, ¿saber que es un ser despreciable? A los hijos les tocó llevar una carga muy pesada cuando no tenían nada que ver, y muchos otros siguieron sus pasos.

13. Melissa G. Moore, hija de Keith Jesperson “Happy Face”.




Melissa es hija del asesino en serie llamado “Happy Face” (“Cara Feliz”), debido a que después de cada asesinato enviaba a la Policía una carta con el dibujo de una cara sonriente. A la edad de 15 años ella se enteró que de que su padre había asesinado y violado a 160 mujeres, sin embargo sólo le pudieron comprobar ocho casos. Melissa, de 37 años, publicó en 2009 un libro titulado “Silencio Roto, la Historia no Contada de la Hija de un Asesino en Serie”. 

12. Zoia Ceausescu, hija de Nicolae Ceausescu



El político comunista fue presidente de Rumania durante casi 30 años, hasta que fue asesinado. Mantuvo a su pueblo en la miseria y el terror, y su hija, la matemática Zoia, le siguió los pasos: gastaba su fortuna en lujos absurdos. Después de una vida llena de excesos y muchos amantes, murió a los 57 años, de cáncer de pulmón.

11. Sar Patchata, hija de Pol Pot



El dictador camboyano fue responsable de la muerte de más de 200,000 personas, incluidos niños y ancianos. Su única hija, Sar Patchata, es maestra de inglés en Malasia. Actualmente está casada y alejada de todo lo que hizo su padre. 

10. Faisal Wangita, hijo de Idi Amin



Idi Amin fue un dictador militar y el tercer presidente de Uganda. Bajo su poder la cifra estimada de muertes fue de casi 500,000 personas. Faisal Wangita, uno de sus 30 hijos, cometió un asesinato en Londres y fue deportado a Uganda, donde pasa sus días en prisión. 

9. Jean-Claude “Bebé Doc” Duvalier, hijo de François Duvalier



Francois Duvalier, conocido como “Papá Doc” por ser médico, fue presidente de Haití. Prohibió los partidos políticos rivales y periódicos independientes. Después de su asesinato, su hijo de 19 años de edad se convirtió en el presidente más joven de la historia. Como tal malgastó los bienes del pueblo, protegió el tráfico de drogas y de órganos así como la corrupción. Murió de un ataque al corazón en 2014.

8. Yakov Dzhugashvili, hijo de José Stalin



Durante el gobierno del dictador soviético murieron aproximadamente 20 millones de personas. De hecho nunca se llevó bien con su hijo mayor, Yakov. Este último cometió el “error” de casarse con una bailarina judía. Fue capturado por los alemanes y su padre le dio la espalda para ser rescatado, así que lo enviaron a un campo de concentración, donde fue asesinado. 

7. Edda Mussolini, hija de Benito Mussolini



Fue primer ministro y dictador del “Reino de Italia”; duró en el poder de 1922 hasta 1943. Su hija mayor, Edda, se convirtió en condesa al casarse con el ministro Galeazzo Ciano. Cuando su marido votó en contra de su padre, en una reunión de gabinete, se le acusó de “traición” y pese a los ruegos desesperados de Edda, Hitler y Mussolini mandaron ejecutarlo en 1944. Tuvo tres hijos y uno de ellos, Fabricio, escribió el libro de memorias llamado “Cuando el Abuelo le Dispara a Papá”.

6. Li Min, hija de Mao Zedong



Mao Zedong fue máximo dirigente del Partido Comunista de China y cambió el curso de la historia para siempre, por ser responsable de la extrema pobreza y la hambruna de su pueblo, y la muerte de millones de personas. Su hija menor, Li Min, se graduó de la Universidad de Pekín; en la actualidad es política activa.  

5. Uday Hussein, hijo de Saddam Hussein.


El ex dictador iraquí Saddam Hussein es recordado como un monstruo, por  los bombardeos a 4,500 poblaciones, torturar mujeres y el genocidio en la región kurda, donde murieron casi 200,000 personas. Su hijo mayor, Uday, llevó una vida de lujos gracias a su padre, sin embargo también se le atribuyen asesinatos, violaciones y contrabando de petróleo. Fue asesinado junto a su hermano, Qusay, en un tiroteo con las fuerzas estadounidenses en Mosul. 

4. Mutassim Gaddafi, hijo de Muammar Gaddafi


Muammar el Gaddafi, ex primer ministro de Libia, fue causante de la muerte de los 234 pasajeros del vuelo 103 de Pan Am, y de 11 personas más en tierra, en Lockerbie, Escocia, tras el estallido de una bomba colocada por orden del dictador. Además es acusado de múltiples violaciones y secuestros. Mutassim, el más joven de sus hijos, fue ejecutado junto con su padre, lo que dio por finalizada la guerra civil de Libia en 2011.

3. Omar bin Laden, hijo de Osama bin Laden



Osama bin Laden fue líder del grupo terrorista Al Qaeda, y supuesto responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2001, contra objetivos dentro de Estados Unidos, que incluyeron las Torres Gemelas. Su hijo Omar, quien nunca tuvo buena relación con su padre, espera convertirse en embajador de la paz. Además trabajó para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense. 

2. Holdine Kathrin Goebbels, hija de Joseph Goebbels


Fue uno de los mejores amigos de Hitler y ocupó el cargo de ministro para la Ilustración Pública y Propaganda Nazi; un racista de primera línea. El 1 de mayo de 1945, cuando habían dado por perdida la Segunda Guerra Mundial, Joseph asesinó a su hija de ocho años, después se suicidaron él y su esposa.  

1. Jean-Marie Loret, hijo ilegítimo de Adolf Hitler


Adolf Hitler no necesita presentación, es el dictador más conocido a nivel mundial y un ser en verdad despreciable. En 1977 la madre de Jean-Marie a punto de morir, le confesó que era hijo del Führer. Pasó su vida en el trabajo ferroviario hasta su muerte, en 1985. Aunque se hicieron las pruebas de ADN, nunca se revelaron los resultados. Evidentemente Hitler jamás lo reconoció, sin embargo el parecido físico es impresionante.

Es cierto que uno no escoge a su familia, ni dónde nace ni cómo nace. Lo que sí podemos cambiar es el rumbo de nuestra vida y la clase de persona que queremos ser.
Recomendados
Recomendados