5 olores que tu cuerpo genera para advertirte que podrías morir


Todos producimos olores, unos más fuertes que otros; son necesarios y no deben avergonzarnos, es la manera en que el organismo nos avisa que algo anda mal y hay que ponerles atención ¿lo habías notado?.



Si te preguntas a qué se deben los que generan orejas, pies y axilas, no te preocupes, todo tiene jutificación. A continuación te diremos algunos de los aromas más importantes que produce tu cuerpo y las señales de alarma, también la mejor forma de combatirlos.



5.- Pies apestosos.


Por lo general el pie está dentro del calcetín y el zapato, lugar oscuro, cerrado y húmedo. Esto provoca que se llene de bacterias, e incluso que genere un poco de pellejo entre los dedos. Son células muertas y producen olor desagradable.
Para combatirlo cambia zapatos todos los días, de preferencia hechos de piel; lava los pies diariamente con jabón, sécalos muy bien y usa talco. Verás resultados increíbles al hacer esto.

4.- Axila sudada.


Si padeces hiperhidrosis o sudor excesivo, tienes la mala suerte de ser el hogar perfecto para algunas bacterias, pues ellas aman la humedad y los ácidos grasos.

Para protegerte, 15 minutos después del baño aplica antitranspirante o desodorante, trata de mantener las axilas sin vello, pues éste retiene los malos olores. Son medidas drásticas, pero necesarias.

3.- Orejas asquerosas.


Insectos o tierra en tu oído, al descomponerse pueden generar olor putrefacto, lo mismo si el agua y el sudor se mezclan con la cerilla. Esto puede traer infecciones peligrosas, que producen pus y severo dolor. Para evitar el riesgo es necesario limpiar los oídos con vinagre blanco o alcohol, aplicado con un gotero. No se te ocurra hacerlo con cotonetes, pues lo único que logras es empujar la cera. 

2.-Mal aliento.


No te preocupes; aunque muchos lo niegan, todos alguna vez tenemos mal aliento. Si es persistente puede ser causado por una infección en la gargante. Y ¡ojo!: cuando el olor llega a ser insoportable puede ser señal de cáncer. 

No pases vergüenzas. Lava tus dientes al menos dos veces al día y usa hilo dental; también puedes recurrir a trucos de la abuelita, como hacer gárgaras todas las mañanas con una cucharada de sal disuelta en agua tibia, esto ayudará a matar las bacterias. Trata de beber suficiente agua, pues eleva la producción de saliva. Además, estudios recientes han descubierto que los antioxidantes del té verde alteran los compuestos de azufre en el mal aliento. 

Es muy importante prestarle atención al mal aliento en tu boca, ya que puede traer consecuencias muy graves para tu salud, incluso la muerte si no lo atiendes de inmediato. 

1.-La ingle con olor a pescado.


Igual que las axilas, la ingle está cubierta todo el tiempo, lo cual genera calor y esto a su vez aumenta la producción de sudor. El vello en la zona no ayuda mucho, pues también contribuye al terrible olor debido a la mala ventilación, que impide que el aceite y el sudor se evaporen, invitando a bacterias y hongos a formar ahí su hogar. Si el aroma es muy persistente puede ser causado también por mala higiene, menstruación, infecciones urinarias, candidiasis vaginal, diarrea, enfermedades de transmisión sexual o incontinencia urinaria. 

No te alarmes; trata de lavarte la zona dos veces al día, límpiate bien después de hacer del baño y usa prendas de algodón, son tus mejores amigas.


Ya lo sabes: no trates de enmascarar los olores, mejor trabaja en eliminarlos. Recuerda que es muy importante que consultes con un especialista antes de probar cualquier remedio casero, es mejor tener la opinión de un experto.
Recomendados
Recomendados