Escondió millones por 60 años, nadie podía creer cómo consiguió el dinero


Esta es una historia que te hará reflexionar (y me atrevo a decir que hasta llorar) por el trasfondo que tiene. En estos tiempos ¿quién llega a su vejez casado con el amor de su vida?



Esta pareja estuvo casada 60 años, y desde el inicio pactaron que tenían que ser totalmente honestos el uno con el otro. ¡Esa fue una de las claves del éxito! Sin embargo la mujer puso una condición: que su esposo no abriera una caja de zapatos que tenía en el clóset, y que jamás le preguntara qué había en el interior…


Así fue. Durante todos esos años el hombre respetó la condición de su compañera, y prácticamente nunca hubo secretos entre ellos. Hasta que llegó el día en que ella enfermó de gravedad, y los doctores le dijeron que no le quedaba mucho tiempo.



Mientras estaba en la cama del hospital pidió a su marido que le llevara la caja de zapatos, pero que no la abriera hasta que estuvieran juntos. Una vez ahí, fue toda una revelación.


En la caja había 200 mil dólares (equivalentes a 3.5 millones de pesos mexicanos) y dos muñecas tejidas con gancho. Su marido no podía creer lo que estaba viendo.



“Cuando nos casamos, mi abuela me dijo que el secreto para tener un matrimonio feliz y duradero era no discutir nunca, y que si alguna vez me enojaba contigo, me callara y tejiera una muñeca”.  Su marido se soltó en llanto al escuchar esas palabras, debido a que había dos muñecas, lo que significaba que en todos esos años de vida juntos su esposa se había enojado con él ¡sólo dos veces!

Con la voz quebrada y limpiándose las lágrimas, él le dijo: “Amor, eso explica lo de las muñecas, pero ¿de dónde proviene todo este dinero?” Y ella contestó, tranquila: “¡Ah! ¡Ese dinero lo gané al vender todas las demás muñecas...!”

Durante varios años la mujer estuvo vendiendo cientos de muñecas a través de internet, obteniendo ganancias que fue guardando en la pequeña caja. 


Comparte esta historia, para que más personas la conozcan. Aquí está el secreto para un matrimonio fuerte y duradero. Al final prevaleció el amor, y la señora hizo una fortuna.
Recomendados
Recomendados