8 trucos con tu BRA que toda mujer debe saber. Tu vida será más fácil


El brasier es de las prendas que más molestan a las mujeres. Pocas cosas provocan tanta felicidad como llegar a casa después de un día largo, y quitárselo para andar cómodas. Pero ¿qué hay de los momentos en que es inevitable usarlo?

Si bien fue creada para ayudar al pecho a mantener firmeza, forma y elasticidad, la dinámica no ha sido sencilla. Por eso hoy te compartiremos ocho trucos que te harán aprovechar tu brasier al máximo; tu pecho lo agradecerá.

8.- Evita las marcas de tu brasier


Muchas veces aunque tengamos identificada nuestra talla, el estilo del brasier nos hace sufrir y así, los tirantes terminan dejando marcas en la piel. La mejor forma de evitarlos es elaborando unas almohadillas con un pedacito de pantiprotectores. Lo acolchonado hará que te sientas cómoda y no habrá nada de marcas en tu cuerpo



7.- Haz que tus sostenes deportivos duren más




Después de una sesión de ejercicio quedan llenos de sudor y con olor algo desagradable. La mejor manera de tenerlos en óptimo estado es metiéndote con ellos a la regadera y lavarlos ahí mismo a mano. Verás que tardan más tiempo en ponerse aguados y podrás seguir protegiendo tu pecho al ejercitarte.

6.- Usa ganchos para que tus sostenes no pierdan su forma


Evita que otras prendas los aplasten y acorten su tiempo de vida. Coloca varios en un gancho y cuélgalos en el clóset.

5.- Agrega el bra a tus vestidos favoritos


Si tienes un hermoso vestido que no puedes usar porque el escote es muy pronunciado, cósele la parte frontal de un brasier y ya no tendrás que preocuparte porque tu pecho luzca desacomodado o porque desaparezca por falta de soporte. 

4.- Usa un clip para acomodar los tirantes



Es horrible usar blusa o camiseta sin mangas y que no puedas ocultar los tirantes, ¿verdad? Lo mejor es colocar un clip para sostenerlos en el centro de la espalda. 

3.- Repara una varilla salida para que deje de molestar


Esos accidentes ocurren con mucha frecuencia, pero no tienes por qué andar sufriendo con algo picándote el pecho. Puedes cubrirlo con un poco de cinta micropore o con un pedacito de toalla sanitaria. 

2.- Broche de presión para evitar que se vean los tirantes


Es otro de los remedios más efectivos para evitar que los tirantes resbalen por los hombros. Si no tienes a la mano broches de este tipo, o tiempo para coserlos a tus prendas, un “segurito” puede dar el mismo efecto.

1.- Reutiliza un brasier viejo para ropa con escotes en la espalda


Basta con quitar el elástico que va de las copas a los tirantes y fijar éstos en la parte inferior central de las copas. Te quedará algo parecido a los tirantes de una mochila y podrás presumir tu espalda sin problema. 

¿Qué truco te pareció más útil?
Recomendados
Recomendados