10 trucos para que tu ropa siempre luzca como nueva. Siempre lucirás genial


Sabemos que hay prendas que amas y desearías que duraran para siempre. Es más, hasta eres capaz de comprar tres pantalones iguales, porque te fascina cómo se te ve ese modelo. Pero todo por servir se acaba, y llega un punto en el que tu ropa favorita ya no da para más. 

Entendemos que es complicado encontrar ropa que te guste tanto y que harías hasta lo imposible por conservarla, así que te daremos una que otra sugerencia para que puedas alargar la vida de tu prenda o tu calzado favorito; parecerá que estás estrenando todos los días.

Estos son diez trucos que ayudan a salvar tu ropa o tu calzado. 



10.- Plancha con el vapor de la regadera.


El calor de la plancha en ocasiones puede maltratar la ropa, por lo que puedes optar por plancharla con vapor de agua. Cuelga la prenda en el baño y el vapor de la ducha eliminará las arrugas sin dañarla.

9.- Mantén el color de tus prendas.


Para evitar que los pantalones de mezclilla oscuros pierdan su tono original, la próxima vez que lo laves agrega al agua unas gotas de vinagre y un poco de sal.

8.- Cómo cuidar el cuero.


Suena un poco loco pero el cuero es piel, y al igual que la tuya necesita hidratación; así que usa con regularidad un poco de crema, para cuidar y proteger cada una de tus prendas y accesorios de este material. 

7.- Devuelve la suavidad a tu ropa.


Para que una prenda vieja vuelva a ser suave, remójala en agua con sal.

6.- Limpia el calzado de gamuza.


Puedes limpiar tus zapatos de gamuza usando cuidadosamente una lija para las uñas.

5.- Mancha de vino tinto seca.


Remojar en leche es uno de los métodos más efectivos para quitar las manchas de vino secas. Calienta leche en un recipiente e introduce la prenda. Permite que la leche actúe durante el tiempo necesario hasta que observes que la mancha se diluye. 

4.- Olvídate de la ropa percudida.


En caso de que tu ropa esté percudida por el paso del tiempo o por haber sido usada y lavada constantemente, puedes recurrir al limón como un gran aliado. Pon las rodajas de dos limones en un litro de agua hirviendo, y remoja en ella las prendas durante 30 minutos. Pasado ese tiempo, lávalas como acostumbras.

3.- Utiliza acondicionador en tus prendas de seda.


Si quieres que tus prendas de seda se mantengan como nuevas, lávalas a mano con acondicionador para cabello. 

2.- Elimina las manchas de transpiración.


Este consejo es especialmente útil durante el verano, cuando las manchas de sudor en  la ropa se vuelven inevitables. Usa una esponja y vinagre blanco para limpiar el área manchada y olvídate del problema. 

1.- Elimina malos olores.


Para deshacerte de aromas desagradables, pon la prenda problemática en una bolsa hermética y déjala en el congelador toda una noche.
Recomendados
Recomendados