Me abandonaste pero me convertí en una guerrera para mis hijos. 7 cosas que me hicieron más fuerte


Cada vez más mujeres se responsabilizan por completo de la vida y las necesidades de sus hijos, y sin ayuda de su pareja salen adelante sin problema alguno. Por supuesto que convertirse en madre soltera es un reto muy grande, ya que se enfrentan a un nuevo estilo de vida y a un exceso de trabajo, que se convierten muchas veces en motivo de frustraciones y dejan poca oportunidad al desarrollo personal y profesional. 

Admiro de manera muy especial a esas mujeres que, a pesar de sentirse en desventaja, sacan adelante a sus pequeños. Muchas veces la depresión que llega después de los cambios hormonales del embarazo, las consecuencias de la ruptura con la pareja, o simplemente ser conscientes de todos los cambios que se avecinan, pueden provocar trastornos depresivos en las madres. Aun así, hay quienes logran sobreponerse a la adversidad y encuentran la manera de superar ese dolor. 



Pero algo innegable es que las madres solteras forman un vínculo especial con sus hijos, que se convierte en lazo indestructible que con el tiempo abre paso al agradecimiento y a la admiración. Ser madre soltera no debe ser impedimento para disfrutar de esta nueva etapa. Y aquí compartiré algunos puntos que me parece importante recalcar, a todas las mujeres que han tomado una responsabilidad enorme en sus manos y en sus corazones. 



1. Tú eliges los valores que debes inculcar a tu hijo


Una de las ventajas de ser mamá soltera es que tú eliges los valores, las normas y todo lo que consideres adecuado para tu bebé, sin intervención de nadie. Claro que la educación de un pequeño debe ser reforzada por las figuras de autoridad, como tíos, abuelos, etcétera, pero la responsabilidad principal es de la madre. Así ella se asegura de transmitir lo que considere más importante, con el apoyo incondicional de sus familiares, sin tener que entrar en discusiones con el padre de la criatura. 

2. Tendrás un hogar libre de pleitos y desacuerdos


Hay quienes piensan que para que los hijos estén bien deben estar con ambos padres, sin importar que la relación de pareja sea destructiva. Pero esto no es así, ya que los niños que crecen en un ambiente en el que reinan pleitos y desacuerdos viven constantemente estresados, y serán propensos a sufrir a causa de los gritos y las palabras hirientes de sus padres.

No te sientas culpable si tu pareja se ha ido; finalmente quien no está dispuesto a poner de su parte para beneficio de la situación, lo mejor que puede hacer es apartarse y dejar un ambiente armonioso en casa. Quizá al principio sea duro para los niños vivir sin su padre, pero cuando la madurez les llegue sabrán comprender el porqué de las decisiones de cada uno de ustedes. 

3. Te concentrarás únicamente en ti y en tus hijos


No tendrás que estresarte, además de las responsabilidades diarias, por llegar a acuerdos con tu pareja y solucionar los problemas que surjan por la convivencia diaria. Quizá en un inicio sea complicado lidiar con la idea del abandono. Para ello debes permitirte vivir tu duelo y, una vez que estés en armonía contigo misma, concentrarte en lo que realmente importa: tu bienestar y el de tus hijos. 


Verás que con un cambio de perspectiva, haciendo una lista de las ventajas de ser la jefa del hogar -aunque es una responsabilidad enorme-, la satisfacción de cumplir con ello y tener el amor incondicional de tus hijos te hará sentir mejor contigo misma. 

4. El vínculo que creas con tu hijo será aún más especial 


Aunque el tiempo que pases con tu hijo sea limitado, se crea un lazo aún más fuerte y especial entre los dos. Te vuelves lo más importante para él, además de convertirte en una mujer más fuerte y autosuficiente.

5. Tú podrás elegir a la figura paterna


No se puede sustituir a un padre, es cierto, sin embargo no es tan necesario que sea el padre biológico para que un hombre cumpla con las funciones o apoye en la educación de los chicos. Una madre soltera puede obtener la ayuda del abuelo, del tío, una figura que muestre a los pequeños que hay alguien más allá de su mamá. 


La función de los padres es enseñar a los niños a encontrar mayor independencia, mostrarles que existe algo más allá del afecto materno, que hay un mundo en el que pueden socializar y que aun así estarán seguros. 

6. Te convertirás en el modelo a seguir de tus hijos


Ser madre soltera es también prueba de seguridad y autosuficiencia para cualquier mujer, pues se da cuenta de que puede salir adelante por sus propios medios y no sólo eso, sino también tomar la responsabilidad de una vida y una mente en sus manos. 

Te conviertes en guía y ejemplo en la vida de tus hijos, y cuando sean mayores se darán cuenta del gran valor que tuviste y de la fuerza con la que lograste sacarlos adelante. 

7. Quizá no tengas tanto tiempo para ti, pero… 


Entre tantas responsabilidades puede que en algún momento te sientas frustrada. Quizá tu desarrollo personal se vea un poco disminuído, pero sólo será en un principio, en lo que te adecúas al nuevo ritmo de vida. Verás que con esfuerzo, paciencia y mucho amor saldrás  adelante. 

Me gustaría compartirte esta frase, para que no olvides lo valiosa que eres: 

Mujer, si estás sola con tu hijo no significa que no eres digna de tener una familia, significa que ese hombre no es digno de tenerte. No significa que fracasaste, sino que escribiste tu historia en una página equivocada. No significa que la oscuridad sea triste, si mientras más oscuro es el cielo más brillan las estrellas”.

Recomendados
Recomendados