Lo importante no es ser bonita, sino gustarte a ti misma. Mira cómo aprender a amarte


Hoy es importante, preciso, casi urgente que leas estas líneas, porque deseo que en cualquier lugar que te encuentres sepas que eres hermosa, perfecta, auténtica y única. Te lo digo sin necesidad de verte, porque cuando un hombre sabe apreciar y valorar a una mujer no se fija en su físico. Si no puedes creerlo piensa en las parejas que ves en la calle, y no te explicas cómo esa chica “poco atractiva” atrajo a un caballero tan galante. El secreto de ellas es que se aman a sí mismas. 



He visto infinidad de casos en mi consultorio, algunas pacientes me cuentan que no se sienten atractivas, y tanto preocuparse por ser bonitas les absorbe más del tiempo aceptable. ¡Mujeres! Se ven hermosas cuando se arreglan para salir, pero se ven increíblemente bellas cuando demuestran que creen en sí mismas y que se aman por sobre todas las cosas. 



Amarte es una tarea que debes iniciar cuanto antes, pero recuerda que para lograrlo necesitas armarte de paciencia y de valor. Hoy tengo para ti 7 tareas que te ayudarán a amarte completamente. Confío en que las cumplirás con excelencia, pues en tu corazón tienes todo lo que necesitas. 

1.- Crea tu propia frase


Crea tu propio mensaje inspiracional y recuérdalo cada vez que puedas. Debe ser breve para que puedas memorizarlo y tiene que ser personalizado, ya que cargará tus deseos y tus anhelos. Puedes colocarlo en el espejo del baño o de tu recámara. Te dejo algunos ejemplos: 

- Tengo capacidad para superar cualquier obstáculo, nada podrá derrotarme.

- Soy una persona valiosa, tengo una familia que me ama.

- Quiero alcanzar mis metas, nada me detendrá para lograr mis sueños

- Merezco amor, nadie puede ofrecerme sufrimiento.

2.- Agradece


Hay muchas cosas que agradecer: salud, alimento, empleo y familia son una bendición. Recuerda ser agradecido por lo que tienes; llevar un registro semanal escrito de las cosas buenas que te pasaron hará que veas tu vida más positiva.  

3.- Consiéntete


Claro que habrá días malos, no van a desaparecer, a todos nos pasa; pero es importante que no te castigues ni te reproches por lo que pasa. Olvídate de los días estresantes haciendo lo que te gusta, puede ser desde ir por tu helado favorito hasta visitar un spa. 

4.- Cuídate a ti misma


Busca tu salud, cuida tu cuerpo haciendo ejercicio, durmiendo las horas necesarias para recuperarte, come saludablemente, toma suficiente agua y, sobre todo, acude a un especialista en caso de tener algún malestar. Antes de querer cuidar a otros hay que aprender a cuidarnos a nosotros mismos.   

5.- Aprende algo nuevo


Olvídate de la rutina y practica un deporte o una actividad cultural que te haga sentir inspirada y llena de vida. En muchas ocasiones he sugerido que inicies una actividad recreativa. La pregunta es: ¿ya empezaste? 

6.- Mantén el buen humor


Realiza todo lo que te haga feliz, busca sonreír siempre, la risa es buena para la salud. Pasa tiempo con amigos que te hagan reír con sus ocurrencias o mira una película cómica. Sin duda te sentirás mejor después de una buena dosis de risa.   

7.- Sé paciente


Algunos cambios llevan tiempo, no desesperes cuando las cosas no salgan bien; revisa qué puedes corregir, aprender del error es lo mejor que puedes hacer. Tu tarea después de cada tropiezo será ver qué puedes mejorar para no volver a fallar. 

Espero que te des tiempo para amarte y consentirte; la mujer más bonita es la que sabe que no necesita de nadie para ser feliz, porque se tiene a ella misma para consentirse. Ámate como te gustaría que te amaran.
Recomendados
Recomendados