¡Ten dignidad! Si te dijeron que ya no, retírate y sigue tu vida. 5 consejos para salir adelante


Desde pequeños nos mal acostumbraron a que si queremos algo lo podemos obtener, ya sea pidiéndolo por favor, luchando por ello  o con un berrinche; cada quien utiliza sus propias técnicas. Pensamos que lo que deseamos será nuestro si nos esforzamos de una u otra manera. Por desgracia, para muchos no siempre es así. En asuntos amorosos no importa cuánto nos esforcemos; si ya no te aman, no hay poder humano que haga a la otra persona cambiar de opinión. 



Por esa razón creí urgente escribir sobre la importancia de aceptar un ‘‘no’’ por respuesta. Hay que aprender que cuando el amor muere no hay forma de revivirlo; si la otra persona ya no te ama, se acabó. Quiero aclarar que se acabó tu historia con ella, no tu vida. Míralo como un nuevo comienzo en tu existencia, un nuevo capítulo; esa ruptura es oportunidad para crecer y aprender.



Para la psicóloga Roxana Pérez Terán, la inseguridad y el miedo que provoca enfrentar la vida sin una persona al lado, paraliza y obliga a seguir en una relación sin futuro.  


Imagina lo horrible que debe ser estar con alguien a quien ya no haces feliz y que ya no te hace feliz, por temor a estar solo. Evita que el miedo te haga tomar decisiones equivocadas. 


Te invito a leer las siguientes claves para aceptar que una relación ya terminó: 

1. Mantén el control

Claro que tienes derecho de sentirte mal. Puedes experimentar tristeza, enojo o hasta frustración, pero no permitas que las emociones te controlen y te impidan realizar tus actividades cotidianas. Tienes una vida aparte de esa relación que terminó. Enfócate en tus metas y en tus sueños. 


2. Piensa en las consecuencias de tus acciones

No te dejes dominar por el dolor o el enojo del momento. Cuando te lastiman estás más propenso a tomar decisiones absurdas y tontas, puedes llegar a involucrarte sexualmente con alguien que no te interesa, sólo para sentir que tienes quien te consuele. Pero no es el momento ideal; para involucrarte con alguien que merezca tu cariño y al que puedas corresponder debes dejar que pase tiempo.


3. Deshazte de los recuerdos 

Deshazte de todo lo que te impida olvidar. Algunos afirman que pueden guardar los regalos de antiguas parejas sin sentir dolor; otros, en cambio, dicen que no soportan ver cartas y detalles de amor. Hay que ser honestos con nosotros mismos y decidir que ningún obsequio vale más que nuestra estabilidad emocional. 


4. Acepta que ya no te quieren

Para la mayoría el paso más difícil es aceptar que ya no hay amor, olvidan que el amor no se mendiga. No te rebajes a buscar a tu ex con ninguna excusa; ni para platicar ni para salir, y mucho menos para tener sexo. Además, si él o ella terminó la relación lo más probable es que recibas una negativa. En caso de que acepte, ¿te gustaría estar con alguien que no te ama? 


5. Piensa en lo aprendido

Mira el término de la relación como el fin de un capítulo en tu vida. Aprende lo que tengas que aprender, no para regresar con tu ex sino para escribir una mejor historia de amor, con alguien que realmente quiera y merezca estar a tu lado.  

Tu tiempo es tuyo, tú decides si lo pierdes tratando de recuperar a quien no quiere estar a tu lado, o si deseas ser feliz mientras llega la persona indicada. ¡Ámate, y los demás aprenderán a amarte! 

Recomendados
Recomendados