Si alguien te “destruyó”, necesitas reconstruirte a ti mismo con descaro. Mira cómo hacerlo


Superar una ruptura, una traición o liberarse de las ataduras de una persona que manipula, es tarea que requiere gran trabajo emocional. Para evitar caer en estos juegos debemos enfocarnos en nuestro bienestar, ser conscientes de nuestras necesidades afectivas y de lo que estamos dispuestos dar. 

En ocasiones nos volvemos ciegos ante lo que necesitamos, pero es preciso tener en mente nuestros objetivos. No abandones tus proyectos, tus gustos ni tu tiempo a solas, ni confundas el amor con la dependencia. ¿Sientes que tu vida se ha convertido en una rutina de la cual no puedes salir? Es momento de reconstruir tu autoestima y poner límites. A continuación te presentamos algunas reflexiones que te ayudarán a amarte y a respetar tu individualidad. 

1. Las autorrecompensas son buenas para tu autoestima


No debemos dejar de recompensarnos, de amarnos y de dedicarnos tiempo a solas por estar con alguien más; en ocasiones nos preocupa demasiado estar bien con los demás: damos tiempo a los hijos, a la pareja, a la familia y a las amistades, ¿pero qué hay de lo que nosotros queremos? El amor no debe exigirnos abandonar nuestras metas ni dejar de superarnos. A veces las ataduras emocionales son muy dañinas porque nos alejan de nuestros objetivos; lo mejor es encontrar el equilibrio. 

2. Que nadie condicione tu amor propio


¿Cómo saber si el amor que sentimos es saludable? Muchas veces nos encontramos con personas que se convierten en el centro de nuestro universo; pero el amor no se trata de limitarse para apoyar al otro, es trabajo en equipo, es construir una relación llena de armonía e impulsarse para mejorar. Quien condiciona tu desarrollo emocional, profesional o espiritual no te ama de verdad, sólo te utiliza. ¡No lo permitas! Jamás dejes que una persona amenace tu individualidad. El amor saludable no exige sacrificar tu esencia.

3. Si no te amas a ti mismo no podrás ser feliz


Trabaja tu autoestima reforzando cada día tus virtudes y trabajando para corregir tus errores; la mejor forma de superar cada obstáculo es teniendo en cuenta lo que eres y amándote con cada detalle, porque en la medida que seamos capaces de amarnos podremos dar ese mismo amor a los demás, pues de éste surgen la bondad, la entrega, la generosidad y las ganas de compartir. Recuerda siempre que no podemos dar lo que no tenemos.

4. No te conviertas en esclavo de tus emociones


Aprende a controlar tu mente, no permitas que tus emociones, pensamientos y deseos determinen tu manera de actuar. Antes de hacer algo o de tomar una decisión debes pensar en lo mejor para ti. No sientas culpa o responsabilidad por las acciones de los demás. ¡Primero debes estar bien tú! No te dejes manipular por quienes buscan aprovecharse de ti. Las emociones no son nuestras enemigas pero hay que aprender a controlarlas, a medirlas y a no dejarnos llevar por ellas. Toma en cuenta la inteligencia emocional y la prudencia. 

5. Liberación emocional


El amor no implica obsesionarse con la felicidad del otro y abandonarse, tampoco alejarnos de nuestras metas y de nuestro crecimiento personal y profesional. Remueve esas ataduras porque el verdadero amor no aprisiona; al contrario, libera y forma parte de algo más grande: construir un destino en conjunto. 

Dedica tiempo para ti, porque sólo el autoconocimiento te hará descubrir lo que buscas en la vida, lo que necesitas y lo que te hace sentir realmente pleno y feliz. 
Recomendados
Recomendados