¿Realmente te quiere o sólo te aguanta? Descubre qué tipo de relación tienes y cómo mejorarla



Existe mucha diferencia entre quien te escucha para que te calles lo antes posible y quien lo hace porque le importa cómo te sientes. Así pasa en las relaciones; hay parejas que están juntas porque se aman y otras que permanecen juntas porque se aguantan.



Es fácil confundirnos entre amar y aguantar porque nos han enseñado que el amor todo lo puede, pero no es así; el amor tiene límites. No hay que perder de vista que primero está el amor propio, y si tu pareja te lastima no debes aguantarla ni por lo económico ni por los hijos, porque no hay razón suficiente para que estés donde no quieres. 



En esta ocasión deseo hablarte sobre la diferencia entre amar o aguantar a la pareja, pues en caso de estar soportando al otro, en algún momento saldrán lastimados.

Aquí te comparto algunas diferencias de quien ama y quien aguanta al compañero o compañera: 


Los que aman

1.- Son amables con el otro, se adaptan a las dificultades y buscan una solución que satisfaga a ambos. 

2.- No pierden los detalles, pasa el tiempo y siguen buscando la manera de sorprender a la pareja para demostrarle su amor.


3.- Se preocupan por lo que su pareja piensa, siente y desea. Buscan que siempre esté satisfecha. 

4.- Comparten intereses y realizan actividades juntos. En ocasiones aunque no es muy de su agrado una actividad pero gusta mucho a su pareja, acceden a practicarla por verla feliz.

5.- Resuelven dificultades con respeto y amor, escuchan y se expresan para encontrar acuerdos mutuos. 


Los que aguantan 

1.- Sólo se preocupan por lo que ellos quieren e ignoran las necesidades del otro. 

2.- Pueden hacer un conflicto de cualquier detalle; todo les molesta, nada les gusta, todo critican. 

3.- Se sienten obligados a acompañar a la pareja a sus compromisos pero muestran actitud horrible en los eventos; no comparten intereses y no desean dedicarle tiempo. 


4.- Consideran a la pareja un objeto lleno de obligaciones hacia ellos; todo quieren pero no dan nada, no expresan amor. 

5.- En las discusiones se dejan guiar por sus impulsos. No escuchan, sólo expresan lo que sienten con gritos y reclamos. Hieren a la pareja.


Una persona que aguanta a la pareja sin alejarse demuestra dependencia. Puede ser emocional o económica, pero no es amor. 

Lo más prudente es poner distancia de por medio, pues nadie está obligado a sufrir malos tratos. Si hay hijos será difícil que crezcan felices viendo estos terribles actos de indiferencia. Debemos recordar que se puede ser buen padre o buena madre sin necesidad de seguir con quien ya no nos ama. 


Si sientes que ya no amas a tu pareja o que ésta ya no siente amor por ti, pero te da miedo separarte, recuerda que tienes muchas virtudes y puedes salir adelante por tus propios medios.


Sé que para algunos esa decisión será difícil, porque aún sienten amor o creen que la situación puede mejorar. Si es tu caso, te recomiendo buscar ayuda profesional y, sobre todo, hablar con tu pareja para expresarle lo que sientes. Su respuesta te ayudará a tomar la mejor decisión. Recuerda que si no eres feliz y no te amas a ti mismo, no podrás amar ni hacer feliz a los demás.

Recomendados
Recomendados