Razones por qué la venganza NUNCA es buena. Su peor castigo será verte feliz


Todos sabemos qué es la venganza. Aparece cuando alguien lastima a un ser querido o a nosotros, e invade nuestro corazón con el deseo de que el agresor sienta el mismo dolor. Pasamos tiempo imaginando lo que podríamos hacer para que viva lo mismo, o incluso algo peor. Y pregunto: ¿en verdad sirve de algo?



La realidad es que en el momento en que el dolor nos lastima no pensamos con claridad. Nos vamos por lo sencillo, no necesariamente por lo correcto, y lo único que logramos es que la situación siga sin resolverse. 



Estas son siete razones por las que la venganza es el peor camino que puedes tomar: 

1- Es fácil pero incorrecto


Si estamos acostumbrados a hacer el mínimo esfuerzo en todo, claro que la venganza se ve como la opción indicada: nos dejamos llevar por nuestros instintos, y ya. Pero eso no quiere decir que esté bien. ¿Qué hay de la solución? ¿De dar vuelta a la página? ¿De dar importancia a lo que realmente la merece? No dejes que tu propia mente te engañe, la venganza no es la solución.

2.- Hace que nuestras heridas permanezcan abiertas


Lo digo porque la venganza, o simplemente su planeación, nos hace pensar una y otra vez en lo ocurrido, nos provoca más dolor y así es más difícil superarlo. 

3.- Saca a flote lo peor de nosotros


En el afán de lastimar a quienes creemos responsables, llegamos a ser las personas más crueles y despiadadas que podamos imaginar, nos convertimos en una especie de monstruo que asusta y lastima a nuestros seres queridos. 

4.- Multiplica el dolor 


Ya no se trata sólo de lo que nos hicieron sentir, sino de lo que provocamos en los responsables y en quienes amamos, hacemos el problema más grande y no vale la pena.

5.- No cambia el pasado


En primer lugar, por más que pienses en lo que ocurrió, hagas un plan detallado de venganza y lo lleves a cabo, no puedes volver atrás y cambiar lo que dio pie a ese sentimiento. Eso refuerza la certeza de que la venganza es inútil. 

6.- No te hace mejor persona 


No porque alguien te lastime y le pagues con la misma moneda, te verás mejor o más fuerte; al contrario, mostrarás inmadurez y puede ser que las personas que amas se alejen de ti.

7.- Te impide disfrutar mejores oportunidades


Lo digo porque la venganza es tan fuerte que nubla tu visión de las cosas y te distrae de lo que te proporciona amor y felicidad. ¿Por qué dejar ir todo lo que puede ayudarte a sanar las heridas que llevas en el corazón? La vida se trata de ser feliz, de resolver conflictos, no de encerrarte en ellos. 

Cuando alguien te lastime enfócate en qué razones tuvo para hacerlo y en las cosas que te ayudarán a sentirte mejor. Apóyate en tus seres queridos y olvídate de la venganza, ésta no dará paz a tu alma ni a tu corazón. ¿No crees que es mejor liberar tu ser de rencor y dolor, y llenarlo de felicidad? 

Recomendados
Recomendados