No mendigues amor. Deja de aferrarte a quién no te ama y aprende a decir adiós


Es imposible obligar a alguien a que nos ame. Lo digo porque muchas veces, cuando en la pareja uno de los dos deja de amar, el otro insiste en que puede hacerle cambiar de parecer, y la realidad es que el amor de una persona no es suficiente para dos.

Hoy quiero hablarte sobre el momento en que debes tomar la decisión de dejar de aferrarte a quien no te ama, pues decirle adiós es abrir la puerta a la verdadera felicidad, aunque en ese instante creas que sin esa persona tu vida será triste.



¿Cómo saber si ya no te ama?

En un principio de la relación surge el enamoramiento, etapa en que vemos a nuestra pareja como un ser perfecto y hasta le atribuímos cosas que no hace ni siente. Semanas después, con la convivencia constante llega el golpe de realidad: vemos a la persona como es y tal vez aquí termina la historia de amor, pues no siempre encontramos algo que nos agrade.



Eso pudo pasarle a tu pareja, con el tiempo cambiaste o vio algo en ti que no le agradó y su amor se acabó. Para saber si alguien ya no nos ama hay varias actitudes que le delatan, y más allá de rogarle un poco de amor, lo ideal es vestirnos de dignidad y retirarnos con la frente en alto. 


Estas son las señales más comunes:

1.- Pasa poco tiempo a tu lado (física y emocionalmente).

2.- Discuten la mayor parte del tiempo por cosas sin sentido. 

3.- No le importa lo que ocurre en tu vida.

4.- Hace planes sin ti y no siente culpa por no incluirte. 

5.- Hay poco contacto físico en todos los sentidos, hasta puedes sentir que le provocas asco. 

6.- Te maltrata física o emocionalmente.

7.- No te inspira confianza y no le importa ser sorprendido en una falta. 

8.- Has dejado de ser su prioridad. 

9.- Te compara con otras personas. 

10.- Amenaza con dejarte. 


¿Qué ocurre en una relación que no es recíproca? 

Ya que amar es algo espontáneo y que nos cambia la vida, todos los sentidos influyen en el acto. El amor nos hace sentir seguridad, paz, nos aumenta la autoestima, pero cuando la pareja no nos corresponde todo eso se quiebra y hasta nos cuestionamos nuestra actitud, pensamos que algo hicimos mal aunque no siempre es el caso. 

Estar con quien no te ama es exponerte a que te lastimen de manera terrible; creas expectativas que no se van a cumplir y tú mismo te frustras porque las cosas no se dan de la forma que esperabas. 


En el afán por volver a despertar su amor haces cosas que atentan contra tu integridad física y emocional, por lo que tu propio amor te va amargando. Quizá hay cambios de maquillaje, cabello, ropa, gustos, pero nada de eso hará que la persona te ame de nuevo; sólo se sentirá cómoda y obtendrá de ti todo lo que pueda para su beneficio. Lo triste es que, en este camino, por estar tan pendiente de tu pareja podrías olvidarte de ti.

Por favor, no te engañes diciéndote que tu pareja no tiene tiempo; en realidad es falta de interés, y sin éste no puede haber amor.


¿Cómo cerrar este capítulo en tu vida? 

Hay varios factores que te pueden hacer permanecer al lado de alguien que no se interesa en ti, pero para cada uno de ellos hay una solución: 

1.- Hijos

Muchas personas insisten en quedarse con su pareja por el bien de los hijos, pero haciendo esto sólo les enseñan a aguantar malas situaciones y a ser infelices. Los niños se dan cuenta de todo y no quieren ver a sus padres sufriendo, por lo tanto la separación, aunque es dolorosa, será lo mejor. Una vez que te vean feliz sabrán que todo valió la pena.

2.- Economía

Otras personas creen que si se separan del ser que ya no les ama, su economía se verá afectada y aunque puede ser cierto, la realidad es que cuentan con todo para salir adelante. 

Cuando tú te encarga de mantenerte valoras más lo que tienes y te das cuenta de que no necesitas mucho para ser feliz, aprendes a valorar lo que realmente importa. 

3.- Miedo a la soledad

Algunas personas están conscientes de que su pareja no cumple sus expectativas, pero se conforman porque “no quieren estar solos”. Este es un engaño mental que te priva de estar con alguien que realmente te valore, te ame y te respete. 

La soledad te permite ordenar ideas y prioridades; podrás recobrar la seguridad en ti y así atraer a alguien que realmente te aprecie.

4.- Presión por el “qué dirán”

Aun en nuestros días existen personas que creen que la opinión de otros es lo que da valor a su vida. Temen al divorcio, a ser señaladas como quien fracasó en el amor… pero el mayor fracaso es quedarse en una relación que ya no funciona. 

5.- Piensas que nadie más te va a querer 

Otra idea común es pensar que si con esa persona no se dieron las cosas, no hay esperanzas y no tiene caso otra relación. La realidad es que todos somos diferentes y siempre habrá alguien que te acepte tal como eres, pero primero necesitas tu libertad para encontrarle. 

6.- Buena intimidad

Hay ocasiones en que se puede dar más peso a lo físico que a lo sentimental pero, siendo realistas, una relación no puede sustentarse en eso. El verdadero amor abarca todas las áreas de la vida; sin una conexión emocional podríamos llevarnos la decepción más grande de todas, no por la otra persona sino por nosotros mismos. Quien te ama te cuida y te satisface en todos los sentidos.

7.- Fracaso personal 

Más allá de una decisión que involucre al entorno, una persona no abandona a quien no le ama porque no quiere fallar, no quiere sentir que todos sus esfuerzos fueron en vano y busca aparentar que todo está bien, aunque por dentro esté deshecha. 

Nada ni nadie vale que seas infeliz; esta actitud sólo te convertirá en una especie de olla de presión que estallará en el peor momento. La clave está en aprender de esta decepción y en no repetir errores.


No esperes a que alguien más te valore o te ame, eso primero debe nacer en tu corazón y se convertirá en imán para la persona indicada. Todos tenemos el derecho a ser feliz e incluso, es nuestra responsabilidad principal. 

Para salir de esta relación apóyate en tus seres queridos, cultiva tus talentos y aférrate a todas tus pasiones. Esto te permitirá cerrar el ciclo y prepararte para abrir la puerta de tu vida al verdadero amor.

Recomendados
Recomendados