Muchos tienen azúcar en las venas pero veneno en el corazón. Mira como identificar a una persona tóxica



Las palabras tienen el poder de conquistar a cualquiera o de hundir a una persona y herirla profundamente, dependiendo de la intención con que se expresen. Aunque convivimos con mucha gente a diario, en ocasiones es complicado diferenciar una amistad y una interacción auténticas, de las falsas, que muestran cara amable pero sólo buscan aprovecharse de los demás.  

Es necesario aprender a identificar a las personas tóxicas, que se acercan con halagos, palabras amables y favores no solicitados, para conocer las debilidades de sus víctimas, atacarlas y humillarlas. En ocasiones no somos capaces de leer las señales que nos indican que debemos actuar con precaución y alejarnos de un hipócrita. 


Pon atención a estas características, ya que los falsos intentarán quedar bien con unas personas, envolverlas, ganar su confianza, y después las destruirán y humillarán para sobresalir. 



1. Se expresan con desprecio de los demás


La manera en que se expresan de quienes no están presentes suele ser un indicador de su personalidad. Quienes hablan con negatividad y desprecio de sus propias amistades nos dejan conocer su verdadera identidad. 


Lo hacen con la intención de quedar bien contigo o de mostrar que se preocupan por ti al decirte lo que otros hacen, sin darse cuenta de que esta conducta delata su poca discreción y su falta de lealtad hacia sus propios amigos. 

2. Piden favores que resultan incómodos 


Las personas hipócritas tratarán de acercarse a ti muy rápido, con el pretexto de que “pareces confiable”, y que aunque normalmente no se abren con cualquiera, contigo les ha resultado fácil establecer una conexión. ¡Cuidado!, porque ese discurso lo practican con cada una de sus víctimas, de esa manera comenzarán a pedirte favores muy comprometedores e incómodos para ti. 


Algunos de esos favores incluyen préstamo de dinero, hacer cosas por ellos en el trabajo o poner en juego tu reputación, para ayudar a ‘‘un conocido’’ a entrar a la empresa donde trabajas, por mencionar unos ejemplos. Debes guardar la calma y no caer en el juego, pues si en algún momento llegas a necesitar su ayuda seguramente desaparecerá, ya que sólo te utilizó para obtener lo que buscaba. 

3. No les cuesta trabajo romper sus compromisos


Una persona honesta y honorable siempre cumple sus promesas y compromisos, de esa manera podemos identificar si es confiable o no. En cambio las tóxicas y oportunistas no tienen remordimiento por faltar a una promesa importante, ya que sólo consideran prioridad sus asuntos. 


Si notas que tu “nuevo amigo” de la oficina -quien te halaga en exceso todo el tiempo- desaparece misteriosamente cuando se trata de hacer un trabajo en equipo, quizá debas reconsiderar si es digno de confianza. 

4. No son buenas trabajando en equipo


Las personas falsas no saben trabajar en equipo, siempre delegan sus responsabilidades en otros; prefieren culpar a los demás si surge un error o si algo sale mal, pero están preparadas para recibir todos los créditos si el proyecto resulta exitoso. 


En definitiva son personas con las que no se puede contar en los malos momentos. Sin embargo, cuando se trata de cumplir sus propios deseos o metas, son capaces de pisotear a los demás para sobresalir y hacerse notar.

5. Hace comentarios hirientes con la intención de humillar 


Es una persona llena de inseguridades y trata siempre de hacer sentir mal a otros para destacar. Esto lo logra haciendo a los demás sentirse en confianza a solas, con su fingida amabilidad envuelve a sus víctimas, las hace sentir seguras y logra que le confíen secretos íntimos, que utilizará en su contra en cualquier oportunidad. Además esto lo hace frente a los demás, pues de esa manera obtiene la simpatía general. 

6. Halagos excesivos


Resulta extraño recibir tantos halagos de alguien a quien apenas conocemos. No debes dejarte llevar por la vanidad, porque estas personas aprovecharán ese punto débil para ganar tu confianza y atacarte cuando menos lo esperes. Si le permites acercarse a ti y a tu vida, pronto te enfrentarás a sus juegos de manipulación y se convertirá en una presencia que te generará estrés, disgustos y serios conflictos emocionales. 

Es importante poner alto a la gente falsa, recuerda que toda amistad verdadera debe ser aceptada poco a poco y se desarrolla con el tiempo. Los lazos de amistad van surgiendo día con día, por ello debes tener cuidado con quienes involucras en tu vida y en tus asuntos privados.

Recomendados
Recomendados