Mira los 4 tipos de mentirosos que existen y cómo identificarlos


El problema de la mentira es que siempre se descubre”, es una frase que todos los mentirosos deberían conocer, pues tarde o temprano la verdad sale a la luz. Me parece muy curioso que sea tan común algo tan dañino. ¿Sabías que la mayoría de la gente miente en promedio 7 veces al día? Es impresionante, ya que aun siendo conscientes de los resultados, muchos hacen de la mentira una costumbre. Mentir da la sensación de control y satisfacción o permite evadir un problema rápidamente, aunque claro que trae consecuencias, pero éstas llegan después. 



Muchos mienten porque tratan de quedar bien con todo el mundo, para ganar aceptación. Sin embargo, cuando se descubre la realidad lo ven con desconfianza y es muy difícil creer en él.  La mentira daña, es sinónimo de traición y deslealtad.




He escuchado que unos mienten porque se sienten capaces de manipular a quienes cree tontos o inferiores, para obtener un beneficio, y otros lo hacen con la equivocada intención de proteger a quienes aman. Pero en la mentira no hay bondad ni justicia. 


¿Por qué mienten?  Lo hacen por las siguientes razones: 

● Para no enfrentar las consecuencias de sus actos

● Para probar las reacciones de los demás

● Por despecho o por venganza

● Para lastimar a los demás

● Para aparentar ser mejor

● Por hacer sentir bien a alguien 

● Por costumbre

Ahora que sabes las razones por las que mienten, es momento de que conozcas  el perfil de cada mentiroso. 


1. Mentiroso ocasional

Por lo general recurre a la mentira como medio de escape o para salir de una situación incómoda. No es muy bueno haciéndolo y puede ser descubierto fácilmente. 


2. Mentiroso frecuente

Miente más seguido pero no es muy bueno para recordar cada mentira, así que termina tejiendo una red de engaño, tapando una con otra. Improvisa muy bien, por lo que es difícil no creerle, sólo que no da detalles y ahí se puede descubrir su deshonestidad. 


3. Mentiroso sigiloso

Como su nombre lo indica, aprendió a mentir con uso de razón y por lo general recuerda lo que dice a cada “víctima”. La gente suele caer ante sus engaños debido a que planea cuidadosamente cada palabra, expresión y posible respuestas de aquellos a quienes puede manipular. Vive rodeado de mentiras. 


4. Mentiroso compulsivo

Ha desarrollado una especie de enfermedad o patología por la mentira, tiene el hábito de engañar, así que aunque sea más fácil decir y enfrentar la verdad, miente por costumbre o por falta de control. Este comportamiento es muy destructivo y revela gran inseguridad y falta de madurez de quien lo padece. 


¿Cómo puedes descubrir a un mentiroso?

Observa su lenguaje corporal:

● Evita el contacto visual.

● Se toca constantemente la nariz o la cara. 

● Sonríe con timidez pero sin dejar de observar, alerta y vigilante ante cualquier pregunta.

● Hace movimientos corporales que indican que tiene prisa por irse.


Escucha las pistas verbales: 

● Niega las cosas a gritos, para hacer sentir culpable al otro. 

● Responde de manera fuera de lo común, con otro tono de voz.

● Evita responder las preguntas; saca a relucir otros temas. 

● Intenta dar detalles sobre la mentira, para hacerla ver auténtica. 


¡Ya no será fácil engañarte! Sólo presta atención a la voz y al lenguaje corporal y sabrás cuando te mienten. Si te has identificado o has visto que alguien cercano a ti cae en la categoría del mentiroso compulsivo, lo más recomendable es pedir ayuda o acudir a terapia, ya que puede convertirse en un serio problema de conducta, e incluso puede lastimar las relaciones con los demás. Recuerda que la confianza se gana con mil actos y se pierde con un solo error.

Recomendados
Recomendados