La mujer engañada siempre sale ganando. Estas son las 4 razones


Cuando hablas con una persona que acaba de descubrir un engaño puedes notar la tristeza en su rostro. El ser traicionados por la persona que más amaban y en la que mayor confianza tenían no es nada fácil. 



Empiezan a compararse con el tercero en discordia, se preguntan si vale más la otra persona, si es mejor, se preguntan en qué fallaron... Eso es lo peor que pueden hacer porque no es la persona traicionada quien falla, el que falla es quien fue infiel, falla a las promesas y los sueños juntos. 



La última persona que deberá sentir culpa o dolor es la engañada. ¿Por qué digo que no debería sentir dolor? Porque no vale la pena estar con alguien que no nos valora ni da nuestro lugar. Porque en lugar de estar triste debería agradecer que es libre de una mentira, libre para encontrar un amor verdadero, alguien que realmente tenga la capacidad de amar sin condiciones. 


Diversos estudios sociales han revelado que el 85% de la población mundial sufre o sufrió una infidelidad. Sé que no sirve de consuelo pero lo comento para que te enteres que muchas parejas pasan por lo mismo y eso no los hace mejores o peores personas. Aunque no lo creas, el ser engañado trae consigo un aprendizaje, ya que los mismos estudios nos revelan que se desarrolla la capacidad de detectar comportamientos sospechosos en futuras parejas. 

Por eso, aunque no puedas creerlo, tengo para ti 4 ventajas de ser engañado:


1.- Te liberas

Te salvas de tener a tu lado a una persona que te mentía, que probablemente estaba dispuesta a traicionarte en otros aspectos. Ahora tendrás tiempo para conocer nuevas personas y disfrutar actividades que tu pareja no te permitía hacer.  

2.- Te reencuentras

Ahora tienes tiempo para reencontrarte con tus amigos y visitar a tu familia, puedes pasar tiempo con esas personas que siempre han estado ahí para ti. Seguro tendrán mucho que contarte y podrás vivir nuevas experiencias a su lado.  


3.- Te vuelves independiente 

Ahora eres una persona nueva, quizá ya no necesitas de alguien para pagar tus gastos y sabes que puedes ser feliz sin importar si tienes a alguien más a tu lado. Te vuelves fuerte, ahora existe en ti la certeza de que puedes con todo sin necesidad de depender de alguien.   

4.- Aprendes a tener relaciones más sanas

Sabes que te mereces una pareja que te ame completamente, que no te llene de dudas ni te haga pasar momentos amargos. Ahora podrás evitar repetir la amarga historia de infidelidad. Busca alguien que te ame tanto que sin importar si conoce a otras personas mantenga la seguridad de que tu eres la indicada. 


Agradece que descubriste la infidelidad, agradece que eres libre y siéntete feliz de poder reinventarte y renacer luego de vivir momentos tan difíciles. Esto sólo es una prueba que te pone la vida para que sepas que puedes brillar con luz propia.

Recomendados
Recomendados