Estos son los daños que sufre tu cuerpo cuando no duermes lo suficiente. Es peor de lo que creías


Las 24 horas del día parecen insuficientes para realizar todo lo que queremos hacer: cocinar el desayuno, preparar el almuerzo para los niños, ir a trabajar y cumplir otros pendientes, como visitar a mamá, hacer ejercicio, preparar la comida, recoger a los niños de la escuela, limpiar la casa, ayudar a los hijos con la tarea, dedicar tiempo a la pareja… En fin, el día se va y lo único que queremos es dormir, para descansar y recargar energías. 



¿Sabes cuántas horas al día necesitas dormir para reponer fuerzas? La Organización Mundial de la Salud recomienda para un adulto de 7 a 8 horas diarias de sueño, pero lamentablemente distintos factores influyen en el proceso de descanso, como preocupación, estrés, alimentación, y hasta el cansancio corporal acumulado durante el día. 




Es preocupante saber que 45% de la población mundial en algún momento de su vida sufre problemas para dormir.  Minimizan la importancia del sueño y el descanso, y dan prioridad a otras actividades que en realidad no son tan vitales como dormir. 

No descansar adecuadamente pueden causar problemas como los que integran esta lista: 

1. Irritabilidad

Quienes no duermen sus 8 horas tienden a ser menos tolerantes a la frustración. Se conducen de mal humor con familiares, amistades y conocidos; desesperan rápidamente y se equivocan con facilidad en sus actividades, lo que aumenta su malestar. 

2. Dolores de cabeza 



La privación de sueño desencadena dolores de cabeza durante el día. Hay quienes se acostumbran a no dormir bien, que viven con dolor de cabeza constante. En estudios recientes, casi la mitad de pacientes con migraña dijeron tener dificultad para iniciar o mantener el sueño.

3. Aumento de peso



Cuando el cuerpo no tiene energía para realizar sus actividades, busca alimento para obtener calorías que lo hagan sentir despierto. Eso explica que al despertar luego de desvelarte la noche anterior, tengas más apetito.    

4. Incapacidad para aprender

Para concentrarnos y enfocarnos en la escuela y otras actividades es necesario dormir lo necesario, de lo contrario se presentarán dificultades de concentración. Lo mismo sucede en el trabajo; la capacidad para solucionar asuntos se vuelve más lenta y genera problemas en el rendimiento laboral. 


5. Lentitud

En estado somnoliento es difícil realizar actividades con la agilidad o rapidez que acostumbras; lo que en un día normal harías en 10 minutos puede tomarte hasta el doble de tiempo, ya que tu concentración no está al 100.

6. Infección

Privarte del sueño debilita tus defensas y te vuelve más propenso a adquirir infecciones. Dormir pocas horas puede hacer a tu cuerpo blanco fácil para virus y bacterias. 


7. Accidentes automovilísticos

Los accidentes por quedarse dormido son más comunes de lo que te imaginas. Cuando no duermes bien tu cerebro no descansa, no puede poner atención o reaccionar rápidamente. No es necesario dormir pesado para tener un accidente, hasta un parpadeo puede poner tu vida en peligro.
   
8. Diabetes

Mantenerte despierto cuando tu cuerpo te pide dormir, descontrola el metabolismo y aumenta el riesgo de resistencia a la insulina, lo que puede desencadenar en prediabetes o diabetes tipo 2. 

9. Cáncer



Varios estudios científicos han encontrado relación entre los trastornos del sueño y el riesgo de sufrir cáncer, en especial de colon y de mama. De hecho, se descubrió que las personas que dormían menos de seis horas por noche tuvieron un riesgo 50% mayor, en comparación con las que durmieron siete horas o más.

10. La muerte 

Se muere antes por falta de sueño que de comida”, comenta  Francesc Segarra, coordinador del Día Mundial del Sueño en España. Explica que dormir poco puede anticipar la muerte, al generar problemas de salud irremediables a temprana edad. 

Cuidar tu salud es tu responsabilidad; no te prives de la vida, recuerda que dormir bien es lo más importante para seguir haciendo lo que amas.




Recomendados
Recomendados