En la vida NUNCA se pierde, siempre se gana o se aprende. Mira por qué



Hoy quiero que tomes 2 minutos de tu tiempo para contestar unas sencillas preguntas. ¿Qué te han dicho sobre perder? y ¿Cómo te sientes cuando pierdes? Lo más seguro es que pienses en sensaciones de tristeza, frustración o enojo, entre otras emociones que te llevan al desánimo. 



Cuando somos niños nos dicen que hay que ser los mejores, ganar siempre, y si fracasamos nos ponemos tristes y enojados con nosotros mismos o con el niño que “nos ganó”. Ambos nos esforzamos y aprendimos cosas nuevas al competir, así que ninguno debería sentirse derrotado. 




Si continúas creyendo que siempre es mejor ganar, te hago la tercera pregunta: ¿Te ha tocado ver un accidente vehicular? Es sorprendente pensar que de haber pasado unos minutos antes por ese lugar, te hubieras impactado con el conductor que se pasó el alto. Pudiste ser, pero no lo fuiste porque -según tú- perdiste tiempo esperando en la fila del supermercado. ¿Ves como en ocasiones se gana perdiendo? 


En lo emocional también se gana perdiendo, porque si tu ex, del que estabas profundamente enamorada, no te hubiera dejado, no hubieras aprendido que tus amigas siempre van a estar ahí para ti, y tampoco te hubieras dado la oportunidad de conocer a tu siguiente pareja. Siempre que pierdas algo recuerda que para que lleguen cosas nuevas hay que dejar ir lo viejo.


Creo que todos deberíamos, al menos una vez en la vida, perder algo como esto:

1. Perder la flojera que nos da levantarnos temprano, para hacer ejercicio.

2. Perder el miedo, para arriesgarnos a vivir nuevas aventuras.

3. Perder un vuelo, para aprender a ser puntuales.

4. Perder una amistad tóxica, para pasar tiempo con quien realmente nos ama. 

5. Perder un amor, para aprender que había alguien mejor.

6. Perder una competencia, para seguir esforzándonos.

7. Perder un empleo, para buscar otro mejor.

Muchas cosas pueden doler al perderse, cuando en realidad debería alegrar que se vayan. No cargues cosas extras en tu vida, viaja sólo con lo indispensable, deja ir el pasado y disfruta el presente. Con el tiempo te darás cuenta de que perdiendo también se gana.

Recomendados
Recomendados