El secreto de las parejas felices en la intimidad. 3 consejos que harán que el romance nunca muera


Todas las parejas tienen necesidades distintas y apetitos diferentes cuando hablamos de romance físico. Hay diversas maneras de estimular a la pareja y es bueno ponerlas en práctica, sobre todo en las relaciones que han durado muchos años. Si bien con el amor maduro llega una etapa de calma y estabilidad emocional, donde el amor físico pierde cierta importancia, nunca está de más tomar en cuenta los apetitos de ambos y revivir esa química que los unió en un principio. 



Si hablamos de un complemento perfecto, es necesario entender que cada uno tiene un perfil fisiológico distinto. A continuación te daré información que puede ser de gran ayuda para complementar a tu pareja en la cama. Verás que con un poco de paciencia, cariño y mucha pasión lograrán una relación más saludable y romántica. 


1. La naturaleza fisiológica del hombre y de la mujer


El hombre por su naturaleza física tiene necesidades distintas a las de la mujer. En la mayoría de los casos requiere únicamente 10 minutos para completar el acto de manera satisfactoria. Por supuesto que no dedica al acto sólo ese tiempo, pero su organismo le dicta que con eso es más que suficiente. 

La mujer, en cambio, necesita estímulos previos al contacto sexual; para que comience el acto es necesaria la lubricación, de lo contrario el encuentro no será placentero. Requiere de al menos 10 o 15 minutos de juego previo para que el deseo aumente. Por ello son importantes las caricias en zonas específicas, los besos y el romance.  

2. Comprende la naturaleza física de tu pareja


Los órganos masculinos y femeninos son muy diferentes; el hombre necesita liberar ciertas tensiones y hormonas mediante el acto, ya que sus órganos reproductores acumulan mucha testosterona, la cual se refleja en las ganas de hacerlo con su pareja. Ellos buscan tener encuentros con mayor frecuencia, aunque no duren mucho tiempo. 

En el caso de las mujeres estos actos rápidos no son del todo satisfactorios, pues sus órganos son poco visibles y requieren de lubricación para sentir más placer. Nunca dejen de lado el romance, porque así se aseguran de que ambos disfruten al máximo cada encuentro.

3. Un consejo práctico para todas las parejas


Mi consejo para todas esas parejas que no están conformes con su vida sexual es muy simple: dale a la otra parte lo que necesita. ¡No hay nada más simple! Ustedes, mujeres, procuren poner atención a esas señales que les envía su esposo, él siempre va a querer despertarse con caricias que lo provoquen y le ayuden a liberar la tensión que se acumula en su cuerpo, tomen en cuenta que él necesita deshacerse de hormonas; si puedes vivir con eso te aseguro que ambos estarán más satisfechos, porque proporciona gran placer ver a tu pareja feliz y relajada. 

Hombres, dejen de lado el egoísmo de los “10 minutos”, den a su pareja largas sesiones de besos y caricias intensas; conviértanse en exploradores de la anatomía de su pareja y aprendan a ubicar todos esos puntos con los que estalla. Pero sobre todo -y esto es para ambos-, no dejen que el romance muera, porque si no aprenden a disfrutar de esos momentos después de toda una vida juntos, la compañía se volverá insoportable y el amor en la cama será aburrido. 

¡Atrévanse a salir de la rutina! y busquen siempre complacerse mutuamente.

Recomendados
Recomendados