¿Cómo recuperar el amor de tu pareja? No todo está perdido, lee esto antes que sea demasiado tarde


El amor puede acabarse, aseguran muchos. Pero asimismo hay maneras de recuperar la confianza y la estabilidad en una relación, siempre que ambas partes tengan voluntad para hacerlo. 

Cuando las manifestaciones románticas van disminuyendo con el paso del tiempo, cuando las diferencias se vuelven prácticamente irreconciliables o en el momento en que eso que te parecía atractivo del otro se hace incómodo e insoportable, y por ello buscas alejarte, te recomiendo que lo pienses con calma. 

No todo está perdido; en ocasiones el paso del tiempo y la rutina desgastan el amor, fracturan la confianza y uno se acostumbra a la falta de ese sentimiento, sin embargo hay maneras de revivirlo. Permíteme compartir algunas actitudes que te ayudarán a recuperar el amor de tu pareja pero, antes que nada, considera que sin voluntad nada de eso será posible. 



1. Reflexiona sobre tus errores


A veces la falta de humildad nos impide ver lo incorrecto de nuestras actitudes, por ello no detectamos que nos hemos equivocado. Analiza a conciencia y con sinceridad las veces que has actuado de manera incorrecta; quizá no fuiste quien “comenzó el pleito”, pero tampoco hiciste nada para resolverlo y eso te vuelve responsable. Busca siempre la honestidad y no olvides que la manera de mejorar es a través del compromiso, aceptando responsabilidades y proponiendo soluciones. 

2. Trabajen para mejorar la comunicación


La comunicación se va desgastando con el paso del tiempo y aunque ambos busquen amarse, en ocasiones los problemas no resueltos se van acumulando mientras que los malentendidos van desgastando la confianza y acaban con la complicidad. Una manera de recuperar el amor de la pareja o de redescubrir cómo amarse en una nueva etapa de la relación, es mediante la comunicación. Deben aprender a escucharse nuevamente, a proponer soluciones y a dar verdadera importancia a los asuntos que lo ameriten. A veces es bueno ceder, pero hay que aprender a hacerlo con aquello que no sea tan relevante para la relación. Escuchar, opinar, proponer y cambiar si es necesario; éstas son las claves para la comunicación asertiva. 

3. Cambiar las malas actitudes


Con el paso del tiempo la paciencia se va acabando; las actitudes de la pareja se vuelven irritantes y, aunque en un inicio es fácil ignorarlas, con el tiempo se hacen más notorias. Primero es necesario considerar que todos podemos actuar así, por lo tanto es importante cambiar lo que no hace bien a la relación: hay que aprender a ser más pacientes, a pensar antes de hablar, a comunicarse de manera asertiva, a no dejarse llevar por los sentimientos negativos del momento y a mantenerse positivos ante las adversidades. En ocasiones el pesimismo nos arrastra y esto vuelve la relación terrible y desgastante. Los cambios para bien siempre traerán estabilidad y con ello el amor volverá a florecer. 

4. Consideren que los cambios requieren tiempo


La paciencia es una virtud que te ayudará a recuperar a tu pareja, ya que te impulsará a ser más tranquilo y asertivo. Esto te ayudará a pensar sobre las metas a corto y largo plazo en tu matrimonio o en tu noviazgo. ¿Vale la pena seguir con esa persona? Recuerda que si no aprendes a corregir tus errores en la relación, sufrirás de la misma manera con cualquier pareja. 

5. Responsabilidad sobre la relación


Culpar al otro es la manera más sencilla de lidiar con los problemas, pues te quitas toda la responsabilidad. Pero si lo que buscan es recuperar el amor y resolver los problemas que atormentan la relación, lo mejor es asumir las consecuencias de sus acciones. Para lograrlo deben fijar objetivos claros y darse a la tarea de recuperar la armonía y aprender lo que realmente necesita su unión. Con voluntad, paciencia y seguridad podrán convivir sanamente y revivir el amor que los unió. 

6. Comprometerse de nuevo


Constancia y perseverancia son dos valores que se deben tomar en cuenta para reconstruir una relación. Recuerda que el amor surge por alguna causa, no es un sentimiento que llegue “de la nada”, por lo tanto tampoco se acaba como por arte de magia, simplemente se descuida y con ello van quedando de lado la belleza y la confianza que lo crearon. 

No permitas que tu relación fracase por malentendidos, o porque el tiempo se convirtió en enemigo del amor; las cosas siempre pueden resolverse con cariño, voluntad y paciencia. Ama a tu pareja, recupera su confianza y verás que si ambos trabajan en mejorar la relación, podrán vivir nuevamente un matrimonio estable y lleno de amor. 

Recomendados
Recomendados