Ama cuando estés lista, NO cuando estés sola. Mira cómo alcanzar la dicha del verdadero amor


¿Temes a la soledad? A lo largo de tu vida has vivido un sinfín de experiencias, has sido querida, amada y también lastimada por muchas personas. Todo eso ha forjado tu personalidad y las expectativas de una pareja, pero si éstas se fundamentan en lo que te hace falta, lamento decirte que la relación no funcionará como esperas. 

El amor no consiste en huir de la soledad sino en sentirte plena, feliz, y entonces unir tu vida con alguien para multiplicar esa dicha. Precisamente por eso quiero utilizar este espacio, para hablar a todas las personas que han considerado tener una relación para no sentirse solas.


La verdad es que el miedo a la soledad nos puede llevar por un camino equivocado, nos vamos conformando con lo que la vida nos ofrece porque preferimos tener migajas en lugar de nada. Pero después nos damos cuenta de que aunque esa persona esté a nuestro lado, nos seguimos sintiendo solos. Podemos quererla pero no amarla, y eso no es justo ni para ella ni para nosotros. 

¿Qué ocurre cuando tienes una relación por miedo a la soledad? 

1.- Demuestras poco amor por ti

Ya que no quieres estar lejos de esa persona porque sus actos y sus palabras dan validez a tu vida, haces todo lo que te pida o lo que piensas que desea, para tener su aprobación. Aceptar todo esto demuestra poca seguridad en ti y baja autoestima. 

2.- Te conformas

Claro que piensas que puedes tener algo mejor, pero no tomas el riesgo y simplemente te pasas el tiempo pensando en lo que debió ser, y llegas a generar rencor contra tu pareja y contra ti misma. 

3.- Aceptas malos tratos

Como has permitido todo a tu pareja con tal de que no te deje, eres capaz de aceptar malos tratos. A pesar del dolor que puedes experimentar, sigue teniendo más peso la idea de estar con alguien, que la de ser feliz. 

4.- Tienes pocas metas personales

Como tu vida gira en torno a tu pareja, es poco lo que te inspira o te motiva; tus metas se han reducido a lo que te permite o sugiere.


5.- Estás ahí por necesidad, no por amor

Buscas que tu pareja llene los vacíos emocionales que te causaron las experiencias anteriores y así no funciona el amor. Esa gran necesidad de que alguien te ame, te cuide y te apruebe hace que tengas una actitud muy delicada ante tu pareja; hay celos, inseguridades, le abrumas queriendo siempre estar a su lado e insistiendo en que te demuestre afecto. 

6.- Limitas tu desarrollo

Como toda tu vida se limita a tu pareja, no creces en ningún sentido. Incluso pierdes madurez al dejar que el miedo a la soledad controle tu vida. 

7.- Limitas a la otra persona

Quizá tu pareja te ama, pero no correspondes adecuadamente y con eso le niegas la oportunidad de disfrutar un amor pleno. Le causas dudas sobre sí mismo, lo lastimas con tus exigencias y en muchas ocasiones, él no entiende qué ocurre. 

La clave de todo esto radica en que eres tú quien debe llenar esos vacíos. No debes permitir que tu felicidad, tu seguridad y tu autoestima dependan de otras personas. Necesitas amarte a ti misma para poder amar a alguien más en todos los sentidos. 


Sin duda la soledad nos altera la percepción de la realidad, pero una vez que decides cambiar, ¿cuáles son los pasos a seguir? Aquí podrás darte una idea de lo que necesitas: 

1.- Cambia los miedos por logros

Recuerda todas las situaciones que has superado y vence los temores. Si crees que necesitas ayuda profesional, búscala, es válido; también puedes apoyarte en tus seres queridos. Reconoce todo lo bueno que hay en ti y muéstralo al mundo.

2.- Trata a los demás como quieras ser tratada

No necesitas exigir nada, simplemente predica con el ejemplo y trata a los demás como esperas ser tratada, así harás del amor y la amistad un ciclo completo. Recuerda que recibes lo que das. 

3.- Diviértete

Dedícate a todo lo que te haga feliz, convive con tus seres queridos, viaja, lee, estudia, da lo mejor en tu trabajo y busca la forma de disfrutar todas las áreas de tu vida. 

4.- Ordena tus ideas

Estar a solas será un tiempo ideal para ordenar tus ideas y entender qué te gustaría encontrar en una pareja, específicamente las formas en que quieres que alguien te complemente, te inspire y te motive. 

5.- No busques el amor, deja que él te encuentre

Deja de presionarte tratando de cumplir las expectativas de los demás o de evitar la soledad. Si no estás lista para entregar todo lo que eres a otra persona, puedes esperar; no te conformes con menos de lo que anhelas y evita decepciones amorosas. Cuando disfrutas la vida ella te recompensa haciendo que el amor llegue en el mejor momento; y como sentirás que tu vida está completa, lo disfrutarás por entero. 


Insisto: no te presiones por tener pareja. Antes de adquirir ese compromiso necesitas ser feliz con lo que eres, tienes y deseas. Por eso es importante que te conozcas bien y te esfuerces para cerrar tus heridas emocionales. 

Una vez que te sientas feliz contigo misma y realizada en todos los sentidos, podrás amar plenamente, no por necesidad sino por gusto, y entonces alcanzarás la dicha del verdadero amor. 
Recomendados
Recomendados