8 señales de que tu pareja te está engañando. Descúbrelo aunque te duela



¿Se puede descubrir una infidelidad? Hombres y mujeres tenemos una especie de sexto sentido que nos alerta cuando algo no anda bien. Algunos le llaman intuición y otros, presentimiento. Lo importante es escucharle para prevenir dolores aún más grandes. Esta duda aparece en la mente de una de las partes de la pareja cuando han caído en la rutina y algo cambia de repente. Si bien puede ser un simple malentendido, también puede haber algo de verdad...

Es lógico que después de años juntos, la pasión y el romance se apaguen un poco o que las ganas no sean iguales que en el primer año de casados; quizá tengan ahora mucho tiempo sin intimidad, pero eso no significa que el insatisfecho vaya a buscar en alguien más lo que necesita. Sin embargo, cuando hay ciertas actitudes de por medio, puede que algo malo esté ocurriendo y ni siquiera lo hayas notado. 



Hoy quiero hablarte sobre las principales señales de que tu pareja te engaña. El propósito es que superes el problema y que no limites tu felicidad por alguien que no te valora, que no te respeta y mucho menos te ama. Estoy convencido de que es mejor un trago amargo que una vida de sufrimiento, o un golpe para levantarse con más fuerza. 



Si en algún momento sientes inseguridad sobre la lealtad de tu pareja o tienes la corazonada de que algo oculta, quizá no debas rechazar del todo la posibilidad de que se distancia por algo más que los problemas del matrimonio. Te recomiendo analizar los siguientes puntos, y de ser necesario confrontarlo para aclarar las cosas: 

1. Ausencia emocional


El típico “está pero no está”. Hablo de las ocasiones en que físicamente se encuentra en la casa, pero no tiene la paciencia ni las ganas de convivir, platicar o pasar un rato agradable; se porta indiferente ante las inquietudes e ideas de la pareja, escucha por “cumplir” su papel, pero actúa totalmente distraído y pocas veces opina.

2. Aumenta o disminuye su apetito sexual


En cualquier caso se aprecia un nivel desmedido de interés en el terreno físico. Por ejemplo, si ya no tenían tanta intimidad y de repente se muestra más interesado en terminar las noches con un poco de acción, quizá sus motivos no sean del todo positivos. Muchos hombres se sienten culpables por dar a otra persona la atención que niegan a su pareja y tratan de complementarlo en la cama. Caso contrario, si lo hacían muy seguido, de un momento a otro le sobran pretextos para decir no. 

Esto no necesariamente indique que esté cometiendo una infidelidad, muchas veces comienzan a tener estas actitudes cuando una persona empieza a llamar su atención, por lo que es posible aún actuar a tiempo y hablar para ver qué ocurre. Aquí se ve a la infidelidad como una manera de huir del problema, pero no lo soluciona y puede ser la oportunidad de recuperarlo todo. 

3. Preocupación repentina por la apariencia


Con el paso del tiempo descuidarse físicamente es algo muy común; he conocido parejas que deciden retomar buenos hábitos juntos, para verse y sentirse bien otra vez. Pero resulta un poco extraño si uno de los dos de repente cuida su aspecto sin motivar a su pareja a que también lo haga. Muchas veces esta señal puede malinterpretarse, ya que hay personas que buscan agradar de nuevo a su pareja y a sí mismos, y cambian este aspecto, pero conviene poner atención a las circunstancias en las que tomó la decisión. 

4. Busca ir sin ti a más lugares


No tiene nada de malo que la pareja tenga pasatiempos fuera del hogar, lo que sí resulta sospechoso es cuando esas actividades son mucho más importantes que cualquier otro compromiso. Algo que puede delatar a un infiel o a quien está a punto de cometer una infidelidad es ocultar dónde estará, o que siempre diga que irá a lugares muy nuevos, de los que ni siquiera habías oído hablar, y se niegue absolutamente a que lo acompañes aunque sea una vez; hasta se ve molesto o nervioso cuando muestras intenciones de ir con él.  

5. Tiene nuevas amistades


Amistades de las que ni siquiera hablaba antes, nombres que suenan sospechosamente inventados, ante lo que él sólo dice que “siempre ha trabajado ahí conmigo” o gente a la que convenientemente no conoces, pero de un tiempo a la fecha pasan mucho tiempo juntos. 

6. Encuentra motivos para discutir por todo


Pareciera que vive molesto, se porta impaciente ante cualquier comentario y hasta la mínima cosa lo hace estallar, parece como si quisiera hacer un drama de cada comentario tuyo. 

Esto puede deberse a que ha encontrado un lugar donde se siente más cómodo que en la casa y quizá busca descargar todas sus frustraciones contigo, como si te culpara por algo o te quisiera convertir en otra persona. 

7. De repente tiene mucha carga de trabajo


Esta es una de las señales más comunes: cuando la pareja tiene una carga de trabajo muy fuerte de un momento a otro, dice hasta 3 o 4 veces por semana que debe quedarse más tiempo en la oficina por un cliente de última hora, una reunión importante que se alargó o viajes de negocios. Lo más curioso es que los ingresos son los mismos y no ha comentado nada de haber recibido un ascenso. 

8. Recibe llamadas y mensajes a horas inapropiadas


O muy temprano o ya muy entrada la noche, quizá lo has visto algunas veces salir de la habitación en la madrugada para contestar un mensaje o una llamada. Otra señal también podría ser que se pone ansioso o nervioso cuando el teléfono suena, y si estás a su lado prefiere no contestar, esto quizá sea porque te oculta algo. 

No todo está perdido. Aunque muchos piensan que la infidelidad es imperdonable, es posible detectar señales a tiempo para evitarla. La comunicación es elemental a la hora de resolver los problemas. En ocasiones es necesario enfrentar directamente a la pareja y plantear las dudas aunque se moleste, y dar una nueva oportunidad para recuperar el amor y la confianza. 


Recuerda que no todo depende de ti, pues es muy difícil cuando la pareja no quiere cambiar; de igual manera es importante hacer un esfuerzo para recuperar todo lo que los ha unido a lo largo de tantos años, y si se han agotado todas las opciones posibles, tener el valor y la madurez para alejarse y dejar ir una relación que solamente traerá sufrimiento y dolor. Una pareja puede multiplicar tu felicidad pero no es responsable de ella, y deben decidir lo mejor para los dos.

Analiza bien la situación, y si es necesario busquen ayuda profesional. Las terapias de pareja son buena opción para superar faltas de este tipo o para evitar una infidelidad, y para que ello ocurra es importante que ambas partes estén dispuestas a cooperar.

Recomendados
Recomendados