7 consejos de una mujer divorciada que todas las casadas deben leer. Salvarán tu matrimonio


El matrimonio es una experiencia hermosa, pero no por eso está libre de problemas. Eso de querer hacer que estén de acuerdo dos personalidades tiene lo suyo, y si no se tiene cuidado la relación puede fracasar. 

Por eso quise hablar contigo de las reflexiones de una mujer divorciada, que recurrió a internet y a redes sociales para compartir un poco de su experiencia e impedir que otros matrimonios tengan su mismo destino. 



Para que se llegue al divorcio el matrimonio debe estar desgastado. Si no es una decisión de mutuo acuerdo destruye a la persona que aún siente amor y la experiencia le hace dudar del cariño verdadero. En el caso de la autora de estos pensamientos, ella no pudo salvar su relación pero aprendió mucho de los errores, tanto propios como de su pareja, y creo que su experiencia te servirá para mejorar tu relación o simplemente, evitar errores de este tipo en el futuro: 



1.- Mujeres, aprendan a escuchar


Quizá eres de las mujeres que se enojan si el esposo no les pone atención o si olvida lo que le dicen. Muchos matrimonios fracasan porque ninguna de las partes aprendió a escuchar lo que su pareja necesitaba. Debe haber un tiempo de calidad para que ambos hablen y se escuchen con todos los sentidos, aquí deben aprovechar para identificar necesidades y suplirlas; el esposo corresponderá con la misma acción.

2.- Toda discusión puede arreglarse


Las discusiones son algo normal en los matrimonios porque cada una de las partes tiene ciertas costumbres e ideas. Pero parte de la relación es aprender a controlar las emociones y no decidir cosas cuando se está alterado o alterada. 

Si hay comunicación efectiva las discusiones se pueden evitar; platica con tu esposo cuando ambos estén tranquilos, tomen el tiempo que sea necesario, piensa en las consecuencias de lo que dirás y lo que harás, actúa guiada por la razón para llegar a acuerdos y soluciones. 

3.- No supongas


Este es uno de los errores más graves. Ante cualquier duda, ármate de valor y pregúntale a tu pareja directamente. Quítate de la mente la frase “Yo creí que…”, ésta sólo da pie a que tu cerebro elabore historias que no existen y con ellas podrías arruinar la relación.

4.- No demuestres inseguridad 


Muchos hombres se alejan de las mujeres porque las ven inseguras, observan que viven con temor y que no son capaces de tomar decisiones. Si sientes miedo no lo demuestres; no se trata de ser doble cara, pero en ocasiones también debes fuerte para motivar a tu pareja. Lo importante es que no vea en ti a una persona insegura todo el tiempo.

Proyecta y siente seguridad; ámate, no esperes que tu esposo resuelva los problemas, atrévete a hacer algo que no has probado, te sorprenderás de lo que puedes lograr y lo dejarás cautivado.

5.- Evita celarlo


Hay ocasiones en que las mujeres celan a los hombres sin motivo, llegan al grado de invadir su privacidad (con todo y que estén casados). Los celos obsesivos destruyen el amor y alejan a las personas. Si no confías en tu pareja o él no confía en ti, lo mejor será asistir a terapia con un especialista para poner fin a esas inseguridades. 

6.- Vive el presente


Los problemas pueden arruinar tu presente, ¿por qué te preocupas por los problemas financieros si se resuelven poco a poco? ¿Por qué piensas en Navidad si apenas va iniciando el año? Los hombres se concentran en el presente, por eso disfrutan la vida. Actúa como ellos en ese sentido y tendrás una vida mejor. 

7.- No te descuides


Ni física ni emocionalmente. Hay matrimonios en que tanto el hombre como la mujer se descuidan porque sienten seguro al ser amado. No dejes de verte y de sentirte espectacular tanto para ti como para tu esposo. Si te sientes bien contigo misma proyectarás amor, alegría y felicidad, emociones que atraerán a tu esposo más a ti. Recuérdale que a veces te arreglas sólo para él, para que recuerde lo que más le gusta de ti y verlo feliz. 

Tampoco dejes de ser tú por convertirte en la pareja o la esposa de alguien; mantén tus ideales, tus planes de crecimiento en todos los sentidos, tus pasiones, y busca balancear todas las áreas de tu vida para que seas feliz. 


No olvides recordar diariamente a tu esposo que lo amas. En el matrimonio descubrirás otra parte de él que no habías visto cuando fueron novios, y quizá algo de eso te enamore más. Díselo, apóyalo, cuéntale lo que esperas de él y escucha con todos los sentidos lo que él quiere de ti,. Teniendo eso en claro lo demás fluirá sin problema, por el amor que hay entre ustedes. 

Aclaro que no se trata de que hagas todo el trabajo para mantener sana tu relación, sino de que motives a tu marido a que te corresponda con las mismas atenciones. De hecho, estos consejos funcionan para hombres y para mujeres, por lo que trabajando en equipo podrán encontrar un terreno común de amor y bienestar.

Recomendados
Recomendados