5 cosas que debes hacer para que tus hijos amen la lectura. Serán más exitosos y seguros


Como papás, esperamos que nuestros hijos sean personas cultas y muy inteligentes. Sin duda uno de los hábitos que les llevará por ese camino es la lectura pero ¿sabes cómo inculcárselo? Hoy quiero compartirte algunas estrategias para lograrlo, será algo que hasta tú disfrutarás. 

La lectura estimula su imaginación, les hace visitar lugares increíbles, les enseña valores, mejoran su razonamiento, su capacidad de redacción y mejora su ortografía, entre otros beneficios. Esto es lo que tienes que hacer para que tus hijos prueben este maravilloso mundo de la lectura y decidan transportarse a él: 

1.- Léeles cuentos diariamente

Además de que será un tiempo que disfrutarán juntos, el leerles y tratar de hacer las voces de los personajes les ayudará a imaginarlos, será algo que ellos pueden recrear con sus muñecos y serán momentos inolvidables en su vida.  

2.- Crea un buen arsenal de libros infantiles

Puedes empezar cuando tus niños sean pequeñitos de dos años o más, busca libros con muchas ilustraciones para que se apoyen mientras aprenden a leer, convierte a los libros en parte de su entorno. 

3.- Llévalos a círculos de lectura o espacios de lectura de cuentos en centros culturales

La idea es que compartan el gusto de la lectura con otros niños, que después te platiquen su experiencia para ejercitar su memoria. Aprovecha las ferias de libros, bibliotecas y centros culturales que estén cerca de casa, muchas de sus actividades son gratuitas. Ayúdales a registrarse en la biblioteca para que puedan llevar libros a casa, sentirá una gran responsabilidad pero le encantará.

4.- Permíteles elegir los libros que van a leer

Claro que no va a iniciar su hábito de la lectura con libros como “Don Quijote” o “La Guerra y la Paz” pero cuando los lleves a la biblioteca o a la librería, permíteles elegir los libros que quieran leer en la sección de acuerdo a su edad, deja que se guíen por la portada, invítalos a leer la sinopsis, permite que se enamoren de la obra. Hay niños que disfrutan el poder de elección en lugar de que les impongan algo, no importa que sea el mejor libro del mundo, debe nacer de ellos. 

5.- Procura que te vean leyendo

Nada como predicar con el ejemplo. Será difícil que tus hijos disfruten la lectura si jamás te ven hacerlo. Puedes destinar algún momento del día para que ambos lean un poco, cada quien con su respectivo libro y luego preguntarle sobre los capítulos que disfrutó. Además de llevarlo por sus libros, pídele que te acompañe por los tuyos a la biblioteca o la librería.

Recuerda que nunca es demasiado tarde para iniciar con este hábito, tanto para ti como para tus hijos, hay un increíble mundo mágico que los espera detrás de las páginas de un libro.  

Este es el fragmento de un libro escrito por Michael Ende titulado “La historia interminable”, en algunos lugares se conoce como “La historia sin fin” y describe a la perfección lo que vive quien tiene el hábito de la lectura: “Quien no haya pasado tardes enteras delante de un libro, con las orejas ardiéndole y el pelo caído por la cara, leyendo y leyendo, olvidado del mundo y sin darse cuenta de que tenía hambre o se estaba quedando helado... Quien nunca haya leído en secreto a la luz de una linterna, bajo la manta, porque Papá o Mamá o alguna otra persona solícita le ha apagado la luz con el argumento bien intencionado de que tiene que dormir, porque mañana hay que levantarse tempranito... Quien nunca haya llorado abierta o disimuladamente lágrimas amargas, porque una historia maravillosa acaba y había que decir adiós a personajes con los que había corrido tantas aventuras, a los que quería y admiraba, por los que había temido y rezado, y sin cuya compañía la vida le parecería vacía y sin sentido...Quien no conozca todo eso por propia experiencia, no podrá comprender probablemente lo que Bástian hizo entonces”.

¿Estás listo para compartir este maravilloso hábito con tus hijos? 
Recomendados
Recomendados