12 pasos para evitar sufrir después una ruptura amorosa. Compártelo con alguien que esté sufriendo



Las rupturas amorosas son difíciles; algunos dicen que porque extrañamos lo que éramos al estar con la pareja anterior; otros porque la veían como la fuente de nuestra felicidad, y también se dice que sufrimos porque lo consideramos un fracaso. ¿Hasta dónde es válido sufrir y cuándo se convierte en demasiado? En esta ocasión quiero compartirte 10 recomendaciones para evitar la pena después de terminar una relación.

Cuando iniciamos un romance lo que menos pensamos es que puede terminar. Pero a veces ésta evoluciona de manera distinta. Si las cosas no funcionan y todo finaliza se vive un proceso de duelo. Pero superar esta etapa llena de dolor es posible, sobre todo porque nos queda una enorme lección de lo que somos y de lo que podemos aportar a la vida de otra persona. 


Quiero invitarte a que te limpies esas lágrimas, pues de lo contrario no podrás ver el hermoso panorama que tienes frente a ti.



1.- No le ruegues


Debes comprender que por algo terminó la relación y que para mantenerla no es suficiente el amor de uno sino que debe ser mutuo. Agradece lo bueno que ocurrió y déjala ir.

2.- Comparte tus sentimientos con tus seres queridos y acepta su ayuda


El dolor se reduce cuando lo compartimos con otros. Tus emociones salen de tu corazón y así es más fácil cerrar las heridas, sentirás que te liberas. 

3.- No te victimices


No pienses que porque esta relación falló es el fin de tu vida amorosa. Pensar que nadie te quiere, que no encontrarás a alguien igual, sólo te causará más dolor. ¿Y sabes?, qué bueno que no habrá alguien igual, porque mereces algo diferente y mejor. Esta es sólo una lección de la vida, para que cuando llegue el verdadero amor sepas apreciarlo.

4.- Tira o guarda todo lo que te recuerde a esa persona


Lo ideal es que no conserves nada que te recuerde a esa persona. Si no eres capaz de tirar todo, pídele a alguien de confianza que te ayude a guardarlo y se lo lleve. 

5.- Ocúpate 


Tener demasiado tiempo libre sólo te hará enfocarte en lo ocurrido; esfuérzate más en tu escuela o tu trabajo, retoma el libro que habías abandonado, busca esas películas que te quedaste con ganas de ver, llama a tus familiares, a tus amigos, actívate. 

6.- Ayuda a alguien necesitado


Puedes involucrarte con alguno de tus conocidos para ayudarle a resolver una dificultad, o involucrarte con una organización que apoye a la comunidad. Ayudar a otros te dará una perspectiva diferente de los problemas propios. 

7.- Evita odiar a la otra persona


Esto sólo creará rencor, un peso muy difícil para tu alma. Te repito: agradece los buenos momentos y déjalo ir; al liberarte de esas emociones sanarás más rápido todas tus heridas. 

8.- No te quedes con ganas de decirle algo


Ya que estés más tranquila puedes enviarle un mensaje o escribirle algo, aunque no lo entregues. Si puedes háblale pero sé que no siempre será posible. La idea es que no te guardes nada, que no existan malos entendidos y que te quede claro que hiciste hasta lo imposible para arreglar la situación. Esto te hará entender que no todo depende de ti. 

9.- No le idolatres


Deja de enfocarte en lo bueno que fue ese ser, reconoce y recuerda los aspectos que te molestaban o te lastimaban, no hay la personas perfectas. 

10.- Reconoce tus errores


Tampoco se trata de echarle toda la culpa y decir que no tuviste nada que ver. En todas las relaciones el amor es de dos y los problemas que los separan, también. La idea de que sepas en qué fallaste es para que tengas presentes los aspectos que debes trabajar, de manera que no aparezcan en relaciones futuras. Recuerda que las rupturas son en cierta manera una lección de lo que no debes hacer. 

11.- Evita andar con otra persona de inmediato


Claro que es lindo que alguien te cuide y te haga sentir querida, pero antes de darte otra oportunidad hay dos ciclos muy importantes que debes cerrar. El primero es el de tu relación con esa persona. El segundo, prepararte para amar otra vez. Apresurar otra relación hará que tu dolor no sane, además de que lastimarás al otro involucrado. 

12.- Tómate tu tiempo


No hay regla de que una relación será superada en cierto número de días, meses o años. Cada persona lo procesa de forma distinta. Quizá te sientes mal por los comentarios de tus amigos, o por ver que tu ex ya está con alguien, pero sólo tú sabe cuándo podrás continuar tu vida y dar otra oportunidad al amor. 

El fin de una relación no significa que el amor no es para ti, simplemente la vida tiene una forma muy curiosa de quitarnos lo que nos lastima para darnos algo mejor. No pierdas la fe en ti y en lo que viene.

Recomendados
Recomendados