12 cosas que un papá debe hacer con su hija. De esto depende su felicidad y futuro


Ser padre es una de las experiencias más completas y complejas de la vida; es una responsabilidad increíblemente satisfactoria. Una mujer comienza a cambiar desde el instante en que sabe que lleva vida dentro de su vientre, en cambio un hombre siente la misma necesidad cuando ve a su bebé por primera vez. Es una alegría incontenible y en ellos nace también el deseo especial de proteger, amar y pasar tiempo al lado de su hijo. 

Este lazo es especial e irrompible; no cabe duda que un hombre siempre buscará transmitir su conocimiento y sus enseñanzas a los hijos varones; pero en el caso de una hija es muy diferente, ya que hay aspectos que debe cuidar, pues el trato que ella reciba de su padre se convertirá en su modelo a elegir. Como padre, cada varón tiene una responsabilidad que nadie más puede cumplir: debe enseñar a su hija a amarse, respetarse y valorarse. 


Puedes enseñarle todo a tu hija, hacerle ver que la vida tiene muchos matices y que si estás a su lado nada malo ocurrirá. Estas son algunas cosas que todo padre debe hacer. 



1. Mostrar amor a la madre


Ella aprenderá de tu ejemplo. Si tratas a su madre con amor, respeto, cariño y consideraciones, descubrirá que cuando llegue el momento de elegir a su pareja, querrá estar con una persona que le dé su lugar. Trátala con delicadeza, dile lo valiosa que es, pues eres su modelo a elegir; si ella no aprende a valorarse en casa buscará aprobación de maneras equivocadas. 

2. Enseñarle a ser una mujer independiente


Enséñale el valor del trabajo, del esfuerzo, y la satisfacción de hacer las cosas por sí misma; si le muestras que es capaz de cumplir sus metas, no buscará a un hombre que le dé lo que necesita. Siembra en ella la virtud de la paciencia, del autorrespeto y de la perseverancia, porque no hay mayor regalo en esta vida que construir su propio camino. 

3. Tiempo de calidad con ella


Quizá llegas del trabajo cansado, estresado e irritable, sin ganas de nada, pero recuerda que tu hija estará esperándote, con deseos de jugar y de compartir su día contigo. No la ignores, porque cuando menos lo esperes ella crecerá y habrás perdido importantes momentos a su lado.  

4. Bailar con ella


El baile es un momento íntimo entre dos personas que se quieren, ¿por qué no compartir ese bello instante con ella? Bailen al compás de la música, enséñale unos pasos y hazla sentir como princesa; esos momentos especiales quedarán en su memoria por siempre. 

5. Decirle “no” a algunas cosas


Es cierto, los límites son importantes. Muchos padres creen que deben comprar a sus hijas todo lo que piden, ceder en todo y cumplir todos sus caprichos, pero eso solamente perjudicará a tu pequeña. No le des todo a manos llenas, de lo contrario jamás aprenderá el valor de las cosas. 

6. Confía en ella


Deposita tu confianza en ese pequeño ser que sigue tus pasos, dale tu apoyo de manera incondicional. No limites su creatividad, ayúdale a obtener experiencias que le resulten satisfactorias y que impulsen su desarrollo personal, pues de esa manera será una niña feliz y en el futuro, una mujer plena. 

7. Dile que es hermosa todos los días


Dale seguridad, dile que es hermosa, que sus ojos son un par de estrellas que brillan en el firmamento, que su sonrisa es capaz de iluminar todo tu día… y asegúrale que nunca debe dudar de su belleza. Toda niña merece sentirse como una princesa.  

8. Demuéstrale que es inteligente


Convéncela de que es inteligente y capaz de lograr cualquier cosa; lee con ella, enséñale valiosas lecciones, apóyala con sus tareas de la escuela y demuéstrale que es capaz de hacer lo que se proponga. Ayúdale a desarrollar su inteligencia y muéstrale que esta virtud va de la mano con la belleza.   

9. Asistir a todos sus eventos 


Ir a todos sus eventos es muy importante. No te pierdas sus fiestas de cumpleaños, incluso si te has separado de su madre, porque aunque ésta no sea tu esposa, ella siempre será tu hija. Dale tiempo, dile lo bien que participó en el bailable de la escuela; acompáñala a los eventos del Día del Padre, a sus recitales de fin de cursos, y asegúrate de conservar todos esos recuerdos. Cuando ella crezca, extrañarás los dulces momentos cuando las cosas más simples les hacían felices. 

10. Dile que siempre podrá volver a casa


Enséñale que siempre contará contigo, dile que para ti siempre será tu princesa, tu niña pequeña, tu amor, tu bebé, y que no importa cuánto tiempo pase, tiene un hogar al cual regresar. Esto le dará la confianza para ejercer su independencia pero a la vez de cometer sus propios errores sin darse por vencida. Recuerda que tu responsabilidad como padre jamás termina, no importa cuántos años tenga ella.  

11. Compartir experiencias juntos 


Déjala tener sus propias experiencias y comparte con ella tus gustos. Esto ayudará a crear un lazo inigualable: la complicidad. Realiza una actividad que sólo compartan entre ustedes, para que te recuerde siempre y tenga recuerdos bellos a tu lado. 

12. Amarla sobre todas las cosas


Ella será tu hija toda la vida, recuerda que esa niña es la mejor parte de ti, es una prueba de amor, una muestra de lo que este sentimiento es capaz de lograr. Ámala sin condiciones, cuando esté feliz o triste. Ámala hoy que es pequeña, pero también hazlo cuando sea una adolescente rebelde y una adulta plenamente realizada; porque el amor de un padre a una hija debe ser incondicional. 

No importa cuánto tiempo pase, los hijos no estarán con nosotros siempre ni nosotros para ellos, así que hoy que puedes disfruta cada instante. Porque ser padre no es sólo dar vida y dar dinero, sino enseñar y educar.

Recomendados
Recomendados