10 cosas que toda mujer debe saber sobre los tacones. Los has usado mal toda tu vida


La etapa en la que pasas de niña a mujer se puede medir en cosas distintas: la temible llegada de tu período, cuando tu tía te pregunta por “el novio” y cuando usas tacones por primera vez. En definitiva son los eventos más incómodos del mundo… 

Lamentablemente no puedes evitar ninguna de las dos primeras, pero sí reducir el dolor y la tortura que significa llevar zapatillas de tacón toda la noche. ¡Anímate! 



No dejes que esos hermosos tacones se llenen de polvo en tu clóset; aquí te daremos algunos trucos para que puedas usarlos sin sufrir tanto… ¿Lista?


1. Empieza por un tacón bajo


Aunque adores los zapatos altos con punta de aguja, considera que si no estás acostumbrada una noche de rumba puede convertirse en una tortura medieval. ¡No te arriesgues! Comienza con tacones bajos y de preferencia gruesos, ya que son mucho más cómodos y darán mayor estabilidad a tus pasos. 


Verás que con un poco de práctica serás capaz de usar esas zapatillas estilo Lady Gaga que tanto te gustan. 


2. Hidrata tus pies


Uno de los mayores problemas con las zapatillas de tacón es la aparición de callos, juanetes y horribles ampollas causadas por la fricción. Procura hidratar tus pies al menos una hora antes, pues te evitará muchísimo dolor. 


3. ¡Muévete!


Aunque no lo creas, te cansas mucho más parada en una sola posición que caminando o bailando. Si estás de pie el peso se concentra mucho más rápido y el dolor aparece muy pronto. Lo más recomendable para aguantar una noche de fiesta es tomar pequeños descansos sentada y caminar de vez en cuando. ¡Sobrevivirás sin ningún problema!

4. Compra tu talla ideal


¡Ni más grandes ni más pequeñas! Si compras zapatillas pequeñas, al final de la noche tus pies estarán tan hinchados que ni siquiera podrás quitártelas. 


En cambio, si compras zapatos grandes quizá no sufras por la inflamación, pero recuerda que el pie suda… así que tendrás que hacer mucha más fuerza con dedos y empeine para que tus adorados tacones no salgan volando como Cenicienta. 

5. Los zapatos con correa son mejores


Los expertos recomiendan usar zapatos con correas, ya que así no tienes que hacer fuerza extra o arriesgarte a sufrir un resbalón. Mientras más cómoda estés con tus zapatillas caminarás con mayor seguridad y además, te cansarás menos. 


6. Plantillas de silicón


Una manera de liberar a los pies del peso concentrado es con plantillas de gel o de silicón. Hay también almohadillas de tela, muy útiles. Éstas les darán mayor soporte y evitarás los molestos callos en la planta; te sentirás más aliviada y podrás bailar como reina toda la noche. 


¿Qué esperas para ir por las tuyas?

7. Un poco de alcohol para que se aflojen


Antes de usar las zapatillas debes hacer que aflojen un poco, para que los pies no se sientan súper apretados. Una buena opción es tomar un poco de algodón humedecido con alcohol, colócalo dentro de las zapatillas por unos 30 minutos, deja que sequen y verás que estarán un poco más anchos. ¡Olvídate de las ampollas! Te verás genial y sin sufrir toda la noche.  

8. ¡No te los quites!


Aunque te sientas tentada a relajar los pies quitándote los zapatos debajo de la mesa (al cabo nadie se da cuenta, ¿no?), no es muy recomendable hacerlo. Una vez que tus pies se sientan libres se hincharán rápidamente y lo más probable es que no puedas ponértelas de nuevo; y si lo logras, te será aún más doloroso caminar. 


9. Usa laca para el cabello


Uno de los problemas de toda chica que usa zapatillas es la sudoración. Cuando los pies sudan, los zapatos resbalan y la fricción causa callos y ampollas muy dolorosos. Pero un buen truco es aplicar en el interior un poco de spray fijador para el cabello, esto evitará que tus pies resbalen, caminarás más segura y no sufrirás al final de la fiesta. 

10. Un poco de cinta adhesiva


Este truco te ayudará a prevenir el dolor, ya que al juntar el tercero y el cuarto dedos con cinta, el nervio que se encuentra entre ambos tendrá menor presión, lo cual te hará sentir más cómoda durante la noche. ¡Es casi mágico! Sólo debes usar un poco de cinta adhesiva color piel, tal como aparece en la imagen de arriba. 


Aplica estos trucos cuanto antes y nada podrá interponerse en tu camino. ¡A bailar toda la noche, amiga!
Recomendados
Recomendados