La vida es muy corta para ser “la otra”. 6 razones por qué NUNCA nadie debe conformarse con serlo


El amor es algo increíble, da otro sentido a nuestra vida, nos hace ver lo bueno en todo lo que nos rodea y, lamentablemente, puede encontrarse en la persona equivocada. Lo comento porque me han llegado a consulta tanto hombres como mujeres que son el “número dos” en su relación. Con esto me refiero a que la persona a la que aman está en otro compromiso, un noviazgo o un matrimonio, quizá tiene hijos y esto hace que la relación no sea completamente recíproca. 

¿Qué puede esperar quien se convierte en el tercero o la tercera en discordia? Desafortunadamente el panorama no es bueno, y es justo lo que quiero compartir contigo en esta ocasión. 


Hay motivos que impiden a ese ser amado corresponder a lo que la persona siente por él o por ella, y llega un punto donde debemos decidir qué es lo mejor para nosotros, pues pueden pasar días, meses o años antes de que algo cambie. El mismo enamoramiento nos impide salir de ese círculo vicioso; por una parte nos hace sentirnos estafados emocionalmente, pero también mantenemos la esperanza de que algo cambie. 

En el siguiente video lo explico a profundidad:

Si no puedes ver el VIDEO dale click AQUÍ





Recuerda que tu felicidad no depende de nadie más, sólo de tus propias decisiones. Si esa relación no te está dando lo que necesitas, háblalo con tu pareja y decide lo que sea mejor para ti. Quizá te dolerá terminar la relación, pero lo que llegará después a tu vida hará que todo valga la pena.

Recomendados
Recomendados