Buena intimidad es el secreto de las parejas felices. Mira por qué es tan importante


En una pareja hay varios detalles que debemos cuidar: el romanticismo, las atenciones, la amistad, la confianza y, claro: el sexo. Sobra decir que este tipo de relación física no es la base de la unión, pero es importante estar al pendiente de que ambas partes se sientan satisfechas con la actividad, para evitar que se desencadenen conflictos. 

En esta ocasión quiero hablarte de cómo abordar esa cuestión con tu pareja. Si bien es válido tener encuentros rápidos de vez en cuando, también lo es dedicarle más tiempo para llegar a otro nivel de amor, confianza y satisfacción.

Entiendo que los hombres pueden sentir gran necesidad física de consumar la relación en este nivel, pero para las mujeres tiene un peso más sentimental. El error más común de ellos consiste en ser más cariñosos cuando tienen ganas. Se deshacen en atenciones, abrazos, besos, etcétera. Parece que el amor les sale por los poros, pero... cuando llegan al punto máximo del encuentro su actitud cambia, se duermen, quizá encienden el televisor o algo por el estilo. 


Esta distancia emocional duele a la mujer, hasta puede provocarle baja autoestima. Se siente usada, ya que después de que su pareja obtiene lo que quiere se acaban sus gestos de amor. Creo firmemente que la mujer se enamora diariamente cuando el hombre llena su corazón con mensajes de amor, caricias y otros gestos que demuestran aprecio e interés. Busca encuentros que la hagan sentir que vuela por el universo a la par que tiene los pies firmes sobre la tierra. 

¿Cómo podemos nivelar esta idea? Aquí algunas sugerencias:

1.- Encuentros rápidos


No está mal que tu pareja y tú se relacionen de esta forma, las actividades de cada uno les dejan poco tiempo y a veces esto es lo único a lo que se puede aspirar. Simplemente no hagas que su intimidad siempre se dé así.

2.- Tiempo especial


Nivela los encuentros rápidos con otros de más profundidad. Me refiero a dedicar verdaderamente tiempo y atención a la actividad. Las mujeres tardan más para entregarse. Procura por lo menos invertir 15 minutos en juego previo, y cuando pasen a lo más fuerte no se olviden de los besos, las frases románticas y las caricias. 

3.- Piensa en la satisfacción del otro


Esto le hará sentir que no estás en la relación sólo por impulso físico. Es una manera de demostrar amor, te hará desempeñarte mejor y el resultado les dará satisfacción por igual. 

4.- No limiten la actividad a la cama


O más bien, no todo el aspecto físico de su relación será en ese lugar. Recuerden hacerse sentir amados y deseados, esto lo lograrán con muestras de cariño en su vida cotidiana: un cumplido, abrazos, caricias inesperadas, besos apasionados y más. La relación no sólo son esos minutos que comparten al estar piel con piel, sino que se complementa con lo que hacen a lo largo del día. 

Muchos hombres me han comentado que su esposa espera que ellos hagan todo el trabajo, la realidad es que es tarea de los dos. A ellos les encanta que su pareja tome la iniciativa para sostener el encuentro, que los sorprenda con un abrazo o con una caricia en lugares donde no da el sol. 

5.- Hablen del tema abiertamente


Si hay algo que desean pero no está ocurriendo, platíquenlo. Si sienten que algo falta no es motivo para buscarlo en otra persona. Siempre hay aspectos que pueden mejorar, pueden consultar a un terapeuta con experiencia en el tema, leer algunos libros... las posibilidades son infinitas. 

Recuerden que el amor hace que la otra persona sea nuestra prioridad, por lo tanto nos inspirará y motivará para hacer todo lo posible por verla feliz y satisfecha. No olvides que tu pareja no piensa como tú; como dicen por ahí, “debes pensar fuera de la caja” y hacer cosas que quizá no imaginabas. Verle feliz hará que todo valga la pena.

Recomendados
Recomendados