A la mujer se le hace el amor con el buen trato, la caricia y las palabras. Mira cómo llevarla al cielo


Varios hombres me han comentado que es difícil amar a una mujer. Afortunadamente mi experiencia profesional y la gran relación que tengo con mi esposa me han permitido identificar el error que muchos cometen: esperan que ellas caigan rendidas ante los mismos estímulos, olvidan que son seres completamente distintos.

Las mujeres son ángeles y para ellas, hacer el amor va más allá de lo físico. Buscan buen trato, caricias, mucho cariño, besos suaves y actitudes que no sólo se dan en la cama. Este es el tema que quiero compartir contigo en esta ocasión. Confío en que si eres mujer te sentirás identificada y si eres hombre, podrás apreciar mejor a tu pareja y cambiarás, para bien, la forma de satisfacerla. 



Para ellas el orgasmo no lo es todo. Claro que aprecian la sensación y que experimentar este punto máximo en la relación es bueno para la salud y el amor, pero su verdadera meta es una real conexión con su pareja, algo que abarque el cuerpo y el alma, porque de esta forma será un vínculo difícil de romper. Hay cinco elementos que si están presente en la relación, harán que el amor se siga “haciendo” en cada momento: 



1.- Tiempo


Una mujer jamás quedará satisfecha sólo si siente un impulso físico, tiene intimidad y llega al punto máximo. Cuando se trata de amar se toma el tiempo de cuidar cada detalle y espera que su pareja también lo haga, que la enamore todos los días, que la seduzca en cada momento que están juntos. Invertir tu tiempo en ella es entregarle lo más valioso que tienes. El acto del amor no es en la cama, se compone por todo lo que haces en la relación, desde que despiertas hasta que te duermes; dura mucho más que unos cuantos minutos.

2.- Detalles


El romanticismo es otra de sus expectativas. No creas que porque está contigo te amará siempre; debes conquistarla diariamente, hacer todo lo posible por ser el hombre de su vida todo el tiempo que estén juntos. Deberás asumir varios papeles para lograrlo: de amigo, pareja, amante, protector, apoyo… Todo vale. 

3.- Apoyo 


Si quieres que se entregue por completo debe sentir que estarás con ella en todo momento. Claro que habrá ocasiones en que el trabajo u otras obligaciones les hagan estar en lugares distintos, pero lo que vale es la emoción. Un mensaje, una llamada, ayuda en algo que sabes que le cuesta, le demostrará que cuenta contigo. Eso incluye ayudarla con sus labores de madre, esposa y mujer. Eso no te hará menos hombre, al contrario, serás más grande en su corazón. 

4.- Compromiso 


Tu pareja debe ver tu compromiso para sentir que realmente la amas. Esto no quiere decir que no tendrás contacto con otras mujeres, pero sí que le darás el lugar que le corresponde, que para ti ella es la mejor, el nivel más alto de amor, orgullo, belleza e inteligencia. Otra manera de demostrar tu grado de compromiso es con el respeto que le tienes y el deseo de serle fiel que te provoca, así muestras que con ella lo tienes todo y por eso están juntos. 

5.- Seguridad en sí misma 


Una mujer sabe lo que vale, conoce sus talentos, habilidades y defectos, pero una pareja comprometida le ayudará a ser mejor. Por lo tanto, debes encargarte de que no olvide todas las bendiciones que hay en su vida. Tus palabras y tu amor serán una especie de certificado que le permitirá reafirmar su seguridad personal y su autoestima. Las palabras de amor y de ánimo nunca estarán de sobra, recuérdale lo que amas de ella, todo lo que admiras y que ella hace con gracia. 

Ahora lo sabes. El amor para una mujer se hace cuando estás dispuesto a entregarlo todo, cuando ella es tu prioridad. Debes darle tu cuerpo, tu alma, tus sentimientos y todo lo que eres. Es la única manera de permitir que ella se abra al amor que le ofreces y que sea una mujer feliz y plena que pagará con la misma manera. Es imposible recibir lo que no se da. 


Si no estás dispuesto a asumir este compromiso por completo no pierdas tu tiempo y, sobre todo, no la hagas perder el suyo. Sé que hay muchas cosas que pueden convertirse en distracción o impedimento para amar a una mujer, pero está en ti demostrarle que ella está antes que todo. Olvídate de la excusa de “no tengo tiempo”, los seres humanos siempre tenemos tiempo para lo que más nos importa.

En el amor, así es como funciona.

Recomendados
Recomendados