8 consejos para mejorar la intimidad con tu pareja. La pasión será como el primer día


¿Sientes que no puedes disfrutar un encuentro con tu pareja? Hay quienes aseguran que aunque amen con locura a su compañero, no son capaces ya de sentir el mismo deseo o la química que los unía al principio. 

No debes preocuparte demasiado; hay parejas que debido a las frustraciones o a la sobrecarga de responsabilidades, o por enfocarse únicamente en los hijos, van descuidando este aspecto tan importante de la relación, pero hay maneras muy sencillas de retomar el contacto y de intimar nuevamente. 




A continuación te presento algunos consejos que mejorarán el aspecto romántico de tu relación; recuerda que nunca es tarde para conectar con tu pareja:

1. Mantengan vivo el romance


Es importante tener detalles hacia el otro; palabras dulces, caricias suaves y contacto físico no deben faltar en el hogar, fortalecen los lazos y la unión. Pregunta cómo ha estado su día, dile cuánto la extrañas cuando está ausente y demuestra que incluso después tantos años, sigue siendo tu prioridad. 

Una cena a la luz de las velas y un hotel pueden ser buen escape de la rutina, tendrán tiempo exclusivo para ustedes sin preocuparse por quienes estén alrededor. Incluso si es por una noche, pueden hacerlo y disfrutar de estar a solas.  

2. Tómense el tiempo necesario para satisfacerse 


A veces las prisas de la rutina van convirtiendo el amor y las ganas de estimular al otro en una obligación, esto lo puede sentir la pareja y eso le impide disfrutar el encuentro. El amor en la cama no debe ser una carrera, ni un requisito para dormir; deben considerarlo un momento sagrado, un rato de relajación total, de conexión entre los sentidos, el cuerpo y el espíritu. 

La unión también se manifiesta de forma física. ¿Qué mejor manera de mostrar amor y deseo a tu pareja que con caricias que la pongan a temblar? Hombres y mujeres deben valorar el tiempo a solas en la recámara y aprovecharlo al máximo; muchas cosas no se pueden expresar con palabras, pero las manos y los labios lo manifiestan a la perfección.  

3. No pierdan la complicidad


La complicidad es esa magia y la química que se proyectan a través de una mirada, de una caricia, o al guardar cientos de secretos del resto del mundo. Es conocer a tu pareja y ser capaz de saber qué le ocurre sin que te diga una sola palabra. El contacto físico sirve para reforzar y compaginar en todos los aspectos, pero sobre todo emocionalmente, pues de alguna manera crean su propio lenguaje. 

Nunca pierdas las ganas de estar con tu pareja, porque al compartir momentos de romance pueden llegar a intimar de forma sincera y tendrán la mayor satisfacción física y emocional. No sólo mejorará su vida en la cama, sino su forma de enfrentar los desafíos del matrimonio. 

4. Toma la iniciativa 


He sido testigo de cientos de mujeres y hombres que se quejan amargamente de que su compañero no toma la iniciativa, que ya no quiere tener contacto físico. Les pregunto: ¿Han hecho algo al respecto? ¡Toma la relación en tus manos! Verás que si el día de hoy le propones algo atrevido, al día siguiente será el otro quien comience el juego; los deseos románticos no deben quedarse guardados, saca el fuego interior con la persona más importante de tu vida. 

Deja de poner pretextos y cámbialos por caricias suaves, abrazos y mucho romance, porque los peores enemigos de una relación son el estrés, el cansancio y las frustraciones; la buena noticia es que hacerlo les ayudará a relajarse y a quedar completamente satisfechos. 

5. Reinventa cada encuentro


No hagan lo mismo siempre, las mismas caricias, las mismas palabras, el mismo lugar… esto no ayudará a romper la costumbre que tienen en la cama. Traten de buscar nuevas posiciones; háganlo en la ducha, no sólo utilicen este lugar para asearse; aprovechen el contacto húmedo, les provocará miles de sensaciones que ya habían olvidado. 

Intimar no debe volverse una rutina aburrida y repetitiva; echen a volar la imaginación, exploren terrenos desconocidos; tomen en cuenta que la anatomía humana es hermosa en su complejidad y siempre habrá nuevos sitios por descubrir. ¿Por qué conformarse con lo mismo?

6. Estimula todos los sentidos


Los seres humanos poseemos 5 poderosos sentidos, los cuales debemos aprovechar en la cama. Procura que cada encuentro sea único, comenzando con palabras que provoquen y endulcen el oído; dile los mejores cumplidos, que tu pareja se sienta deseada. Cuida tu apariencia, porque aunque ambos se amen tal y como son, estar en buena forma complacerá a la vista y les dará mayor confianza en la cama. 

Usa los dedos, la lengua, los labios y tu grandiosa imaginación para hacer estallar a tu pareja en cada encuentro; con paciencia y mucha energía le provocarás sensaciones irrepetibles. Pueden aprovechar también el sentido del gusto; atrévanse a llevar el postre a la cama y jugar entre las sábanas… Hay miles de maneras para revivir esa chispa que se va perdiendo con el paso del tiempo.

7. La importancia del juego previo


No olvides que el juego previo puede ser mucho más intenso en cada encuentro y pueden prolongarlo el tiempo que quieran. Es ideal para comenzar a estimular los sentidos, para preparar el terreno y hacer que cada caricia, beso y contacto sea más intenso. Usen la creatividad y jamás olviden que estimular a la pareja debe ser una tarea que ambos lleven a cabo, ya que los dos son capaces de hacer sentir maravillas al otro. 

Cambien el rol, algunas veces pueden hacerlo con calma, con ternura y delicadeza; en otras ocasiones intenten con caricias apasionadas y mucha energía. Los cambios de ritmo harán de cada encuentro algo distinto y satisfactorio. 

8. Provoca a tu pareja


Róbale un beso apasionado, roza su piel con intenciones de seducirlo, provoca con una mirada y hazle saber todo lo que puede pasar si continúan este juego. Utilicen el lenguaje corporal para pedir lo que necesitan; la satisfacción física y el romance en la cama nunca deben perderse porque les harán sentirse más seguros de su relación, amados y deseados. Claro que hay que encontrar el momento adecuado para jugar de esta manera, pero siempre es bueno el elemento sorpresa. 

Busquen la manera de jugar y no pierdan la comunicación emocional y física; el romance y las caricias también son necesarios para hacer sentir a la pareja amada, deseada y feliz en la relación. 
Recomendados
Recomendados