7 pasos para dejar de amar a alguien que NO te corresponde. Si no te valora, no te rebajes


El cariño y el amor que nacen con el paso del tiempo, después de años de convivencia y de compromiso son sentimientos difíciles de borrar. Cuando no es posible superar una traición, una partida o una despedida, solamente nos queda aceptar el dolor y transformarlo en experiencias que nos serán útiles en el futuro. 

Quien olvida el pasado está condenado a repetir su trágica historia; por eso debes aceptar y estar dispuesto a superar lo desagradable que has vivido hoy. No se trata de olvidar o de enterrar el cariño que nació de una bella relación, sino de aceptar que en ocasiones las cosas no salen de acuerdo con lo planeado, y que mantenerse hundido en el recuerdo sólo traerá más sufrimiento. 



¿Cómo superar una relación que ha llegado al inevitable final? A continuación te comparto algunos pasos que han ayudado a muchas personas que vivieron en esa difícil situación.

1. Acepta el amor que tenías por esa persona


Hay que aceptarlo: el amor que se construye poco a poco es complicado de borrar. ¡No lo niegues! Acepta que la vida te dio un regalo que lamentablemente no duró para siempre. No tiene nada de malo admitir tus debilidades, pues de ellas sacarás la fuerza que necesitas para superar la amargura que te invade. 

Negar el amor, la tristeza y el dolor te volverá una víctima. Lo que debes hacer para superar esa condición es pensar un poco las cosas y desahogarte. Verás que es más sencillo dejar atrás una mala situación, si enfrentas la realidad y dejas en claro que las cosas no estaban funcionando.

2. Siéntete feliz por los buenos momentos


No sientas que es una pérdida, trata de ver lo ocurrido como aprendizaje, una experiencia de vida, y siéntete ganador por ello. Agradece los buenos momentos y perdona los malos ratos, los desacuerdos y los pleitos sin sentido, pues así serás libre de toda carga. No cualquiera logra vivir el amor con la intensidad con que lo has hecho ahora; quizá esta experiencia te ha dejado dolor y amargura, pero depende de ti sacar lo mejor de cada situación.

Considera que lo importante no es lo que otras personas hacen, sino la manera en que reaccionamos y enfrentamos las distintas situaciones. Házlo con valor, con humildad, y sé feliz por la experiencia vivida. 

3. Pierde el miedo a los cambios


Este es uno de los principales temores al terminar una relación: la incertidumbre. El miedo a lo desconocido es un obstáculo que nos puede frenar y orillar a conformarnos con una relación tóxica en la que no hay amor. Olvídate de los prejuicios de la sociedad, ignora a quienes te dicen que después de cierta edad “no encontrarás el amor”, considera que es mejor la soledad y la reflexión que estar atrapado en una relación sin amor, sin respeto, y donde la confianza se ha perdido.

No temas al cambio, pues éste no sólo es bueno sino necesario en tu vida. Ha llegado el momento de tomar las riendas de tu destino, es tu decisión hacerlo con miedo o con todo el deseo de superar lo ocurrido, sólo debes hacerlo con fe y confianza en ti mismo.

4. Aléjate de los pensamientos obsesivos


No te conviertas en esclavo del recuerdo; es válido pensar en los momentos bellos y cálidos de un amor que se ha marchado, pero para superar la ausencia debes evitar hacerte falsas ilusiones y dejar de idealizar a esa persona. 

Si te estacionas en el pasado será muy complicado darte cuenta cuando un nuevo amor toque a tu puerta. Hay una delgada línea entre recuerdo y obsesión, entre dependencia emocional y amor; debes aprender a distinguir ambas para liberarte de una relación que no tiene futuro. 

5. No te encierres en tu mundo


No te aísles, no permitas que la amargura te envuelva y te convierta en una persona solitaria y llena de rabia. Busca ayuda de los que te aman y que siempre te han mostrado apoyo. 

Debes ser fuerte para enfrentar lo que viene. Recuerda que el duelo es importante y que debes vivirlo a tu manera, pero no permitas que el dolor se apodere de ti y te aleje del resto del mundo.  

6. Rodéate de personas positivas


Trata de alejar de tu vida a los pesimistas que no dan esperanzas al amor; es preferible compartirla con personas positivas, que te levantan el ánimo y saben que puedes superar todo esto. Céntrate en las que pueden aconsejarte y apoyarte de forma sincera, sobre todo si ya han pasado por situaciones parecidas, porque ellas son ejemplo de que no importa el dolor de hoy, siempre puede ser superado.  

7. Empieza de nuevo a confiar


Quizá hoy el dolor te impida ver más allá y estés convencido de que el amor no es para ti, pero debes evitar pensar de esta manera. No tengas miedo a vivir, porque aunque hoy duela la ausencia del ser amado, mañana serás capaz de superar todo esto y de recobrar el valor para enamorarte de nuevo.

¿Qué esperas para tomar nuevamente las riendas de tu vida?
Recomendados
Recomendados