7 lecciones de vida que todo padre debe enseñarle a sus hijos. NO hacerlo arruinará su vida


Todos los padres deseamos criar hijos felices para que en el futuro sean adultos de bien. Cuando ese bebé llega al mundo nos sentimos los más afortunados y hacemos todo por darle lo mejor, por impedir que sufra o que algo le falte, pero en medio de tanto amor creamos una realidad que no existe, y cuando la enfrentan al pasar los años el choque es tremendo.

Por eso encontramos adultos que siguen dependiendo de sus padres. Probablemente has escuchado la historia del primo que tiene más de 30 años pero sigue viviendo con sus padres, que teme al compromiso, o de la chica que aunque ya se casó tiene problemas económicos y pide ayuda a su padre. Como esos ejemplos hay muchos, pero antes de llegar a un punto así con tus hijos, ¿por qué no analizar qué debes inculcarles para que no sean parte de esa estadística? 

Hoy quiero hablarte de detalles que muchos padres no incorporan en la crianza de sus hijos, y por lo cual con el paso de los años aparecen consecuencias negativas. Podría parecer que los niños son seres frágiles que necesitan que hagamos todo por ellos, pero no es así. Más que alguien haga todo por ellos, lo que requieren es una guía para la vida, y aquí es donde papá y mamá aparecen con su sabiduría. 


Lo ideal es enseñarles estas importantes lecciones de vida: 

1.- Valores


Honestidad, respeto, bondad, compasión, puntualidad, responsabilidad y más, serán herramientas perfectas para que tus hijos se desenvuelvan con éxito en cualquier entorno. Estos valores les ayudarán a formar buenas relaciones de amistad, de pareja y de familia. Además, aprenderán a mantener en orden sus prioridades. 

2.- Espiritualidad


No me refiero a que sigan una religión en específico (esa es una decisión que tu pareja y tú deben tomar previamente), sino al hecho de que tus niños sepan meditar, tomar las cosas con calma, relajarse y aprender a escuchar su propia voz. 

Esto les ayudará a trabajar su paciencia y su actitud hacia los demás, cuidando siempre su bienestar.

3.- Independencia


Los niños están aprendiendo y no harán todo con excelencia al primer intento, pero que tú les enseñes cómo hacer las cosas hará que después ya no dependan de ti. Sé que es feo ver que los hijos ya no nos necesitan, pero verlos tan desenvueltos también da satisfacción. 

Recuerda que ser independientes no quiere decir que no sentirán amor por ti, sólo será una relación distinta, basada en aprecio y no en necesidades. 

4.- Cómo lidiar con el fracaso


Ya hablamos de que por ser niños no son perfectos, pero ese no es motivo para ser duro con ellos. Mejor sé paciente y explícales la forma correcta de hacer las cosas y, sobre todo, impulsa a tus hijos a seguir esforzándose hasta que todo salga adecuadamente. Esto les enseñará a superar momentos difíciles buscando soluciones en lugar de hundirse en el problema. 

5.- Cómo tratar a la pareja


No me refiero a que hagan cosas que no van con su edad, sino a que tengas cuidado en lo que muestras de la relación con tu pareja. Los niños suelen guiarse por lo que observan y no por lo que les decimos, por lo tanto si ven amor, respeto y comunicación, buscarán a una persona que tenga esos valores. Si ven sumisión, asumirán esa conducta en su relación y lo mismo pasa con la violencia.

6.- Humildad


Es normal que como padres hagamos lo posible por dar lo mejor a nuestros hijos, pero ellos no saben lo que hemos vivido y quizá los estamos acostumbrando a que no valoren lo que tienen. Por eso te pido que trabajes con ellos el concepto de humildad y que lo lleven a cabo, enséñales a trabajar por lo que quieren, a respetar a los demás y a no sentirse superiores por tener lo que a otros les falta.

7.- Cuándo decir no


Es importante que desde pequeños, los niños aprendan a no comprometerse a realizar cosas que les incomodan o que simplemente, no tienen el tiempo para hacerlas adecuadamente. Esto les ayudará a no dejarse llevar por la presión social y a respetar sus ideas y sus sentimientos. 

Aquí quiero hacer una mención especial para su cuerpo. Muchas veces como papás obligamos a que el niño salude a personas que no le son gratas sin saber por qué; con esto le enseñamos que cualquier persona puede acercarse a él sin su permiso, lo que puede provocar casos de abuso. 

Creo que estas sugerencias te ayudarán a tener niños sanos, sabios y felices, simplemente no hagas lo que no quieras que tus hijos repitan. 

Recomendados
Recomendados